InternacionalNoticiasRecientes

Otro fin de semana de enfrentamiento entre chalecos amarillos y policía en Francia

La policía francesa lanzó cañones de agua y gases lacrimógenos a los manifestantes conocido como “chalecos amarillos” que lanzaban rocas y causaban incendios en Paris durante la tercera semana de enfrentamientos.

La multitud primero intentó pasar por los Campos Elíseos, para llegar al palacio de gobierno, el Palacio del Elíseo, para pedir la renuncia del presidente Enmanuel Macron, pero las filas y barricadas policiales lo impidieron.

Esto provocó que un grupo de cientos de manifestantes intentaran llegar por calles alternas, cerca del Arco del Triunfo, lo que provocó que los enfrentamientos entre “chalecos amarillos” y funcionarios tuvieran lugar varias zonas de París.

Los transportes blindados de la policía estacionados frente al Arco de Triunfo, el sábado 8 de diciembre, en París. (Foto: AP)

Para este sábado también estaba programada la “Marcha por el Clima” que se desarrollaría en París y en otras ciudades del país, en la que participan mujeres y niños. Un grupo de “chalecos amarillo” se unió a la marcha. “No hay justicia climática sin justicia fiscal y social”, se leía en una de las pancartas.

La policía estima que participaron unos 8,000 “chalecos amarillos” en esta oportunidad, lo que significaría una disminución en comparación con la semana pasada, e igualaría el número de oficiales desplegados nada más en Paris.

481 personas han sido detenidas y 211 dejadas en detención preventiva, anunció el primer ministro Edouard Philippe. Se espera que el número aumente.

Temprano en la mañana, el presidente de EE.UU. Donald Trump tuiteó sobre los enfrentamientos y culpó al Acuerdo de París, firmado marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

“El Acuerdo de París no está funcionando tan bien para París. Protestas y disturbios por toda Francia. La gente no quiere pagar grandes sumas de dinero, mucho, a los países del tercer mundo (que son cuestionablemente gobernados), para tal vez proteger el medio ambiente. Cantando “¡queremos a Trump!” Amo Francia”, publicó Trump.

Luego, en la tarde, pidió por el final del acuerdo y recomendó regresarle “dinero a la gente” a través de “impuestos más bajos”.

“Muy triste día y noche en París. Tal vez es el momento de terminar el ridículo y extremadamente caro Acuerdo de París y devolver el dinero a la gente en forma de impuestos más bajos? Estados Unidos estaba muy por delante de la curva en ese y el único país importante donde las emisiones bajaron el año pasado!”, tuiteó el presidente.

Cruzando fronteras

El movimiento de “chalecos amarillos” estaría cruzando las fronteras de Francia, hasta llegar a Italia, Bélgica e incluso Holanda.

La tarde de este sábado, el jefe de policía de Imperia, una ciudad costera del noroeste de Italia en la frontera con Francia, informó que los “chalecos amarillos” habrían bloqueado 6 kilómetros de vái, y el tráfico en ambas direcciones, en la ciudad cercada de Ventimiglia.

Un manifestante arroja un objeto a la fila de la policía durante una manifestación en Bruselas, el sábado 8 de diciembre. (Foto: AP)

Un manifestante arroja un objeto a la fila de la policía durante una manifestación en Bruselas, el sábado 8 de diciembre. (Foto: AP)

En Bélgica, la situación era más tensa. La vocera policial del país, Ilse Van de Keere, dijo que unos 400 manifestantes se aglutinaron en la zona de la capital donde están ubicadas las oficinas públicas y otras dependencias oficiales para pedir la renuncia del primer ministro Charles Michel.

Una escena similar a la de Paris se vivió cuando los manifestantes, lanzando rocas y carteles, se enfrentaron a la policía, quien lanzó gases lacrimógenos y cañones de agua. No se tiene claro cuáles serían los motivo por el que estarían pidiendo la renuncia del mandatario.

En el caso de Holanda, los manifestantes cruzaron un puente de la ciudad de Rotterdam entonando una canción sobre el país y repartiendo flores.

Publicaciones relacionadas

Cerrar