InternacionalNoticiasRecientes

China aumenta presión sobre EE.UU. y Canadá para liberar a ejecutiva tecnológica

China aumentó la presión sobre Estados Unidos y Canadá al reanudarse la audiencia sobre la fianza para una alta ejecutiva de tecnología china en un caso que ha alimentado las tensiones comerciales de Estados Unidos y China y ha remecido los mercados financieros.

Meng Wanzhou, la directora financiero del gigante chino de telecomunicaciones Huawei e hija de su fundador, fue detenida a pedido de los Estados Unidos durante una escala en el aeropuerto de Vancouver el 1 de diciembre, el mismo día que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping de China acordaron una tregua de 90 días en una disputa comercial que amenaza con interrumpir el comercio mundial.

Estados Unidos ha acusado a Huawei de utilizar una compañía fantasma de Hong Kong para vender equipos en Irán, en violación de sanciones estadounidenses. También dice que Meng y Huawei engañaron a los bancos sobre los negocios de la compañía en Irán.

Su arresto ha alimentado las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China en un momento en que los dos países están tratando de resolver una disputa sobre la tecnología y la estrategia industrial de Beijing. Ambas partes han tratado de mantener los temas separados, al menos hasta ahora, pero el arresto ha afectado a los mercados, y los mercados bursátiles de todo el mundo volvieron a caer el lunes.

China protestó formalmente ante los embajadores de Canadá y Estados Unidos durante el fin de semana.

Al instar a la corte a rechazar la solicitud de libertad bajo fianza de Meng, un fiscal dijo el viernes que la ejecutiva de Huawei tenía vastos recursos y un fuerte incentivo para escapar: ella enfrenta cargos de fraude en Estados Unidos que podrían enviarla a la cárcel por 30 años.

El lunes, David Martin, el abogado de Meng, reiteró que ella estaba dispuesao a pagar por una compañía de vigilancia para que la vigilara y usar un monitor en el tobillo. Llamado por la defensa, Scott Filer del grupo Lions Gate Risk Management dijo que su compañía haría un arresto ciudadano si no cumple con las condiciones de la fianza.

Según la propuesta de la defensa, los viajes de Meng se limitarían a Vancouver y los municipios circundantes. Martin dijo que el esposo de Meng pondría sus dos casas en Vancouver más 1 millón de dólares canadienses (750,000 dólares de EE.UU.) para un valor total de 15 millones de dólares canadienses (11.2 millones de dólares de EE.UU.) como garantía.

La audiencia ha despertado un gran interés, y la sala del tribunal se llenó nuevamente el lunes con medios y espectadores, incluidos algunos que acudieron para apoyar a Meng. Un hombre en la galería de la sala del tribunal trajo binoculares para mirar de cerca a Meng, a sus abogados y al equipo de la fiscalía. Fuera de la corte, un hombre y una mujer sostenían un cartel que decía “Liberen a la señora Meng”.

Durante el fin de semana, el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Le Yucheng, convocó al embajador de Canadá, John McCallum, y al embajador de Estados Unidos, Terry Branstad.

Le advirtió a ambos países que Beijing tomaría medidas basadas en su respuesta. Al preguntarle el lunes cuáles podrían ser esos pasos, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dijo que “depende totalmente de la parte canadiense”.

La provincia canadiense de Columbia Británica ya ha cancelado una misión comercial a China en medio de temores de que China pueda detener a los canadienses en represalia por la detención de Meng.

Las acciones en todo el mundo cayeron el lunes debido a la preocupación de los inversores por la continua disputa comercial entre Estados Unidos y China, así como por la nube que se cierne sobre las negociaciones del Brexit luego de que la primera ministra británica pospuso una votación sobre su acuerdo para que Gran Bretaña salga de la Unión Europea. En EE.UU., las acciones estuvieron volátiles, cayendo por la mañana y luego recuperaron terreno por la tarde.

El caso de Huawei complica los esfuerzos para resolver una disputa comercial entre Estados Unidos y China. Estados Unidos ha aplicado aranceles a $ 250 mil millones en importaciones chinas, acusando a China de robar la tecnología estadounidense y obligando a las empresas estadounidenses a revelar secretos comerciales. Se había programado que los aranceles sobre 200 mil millones de dólares de esas importaciones aumentaran del 10 por ciento al 25 por ciento el 1 de enero.

Pero durante la cena del 1 de diciembre con Xi en Buenos Aires, Argentina, Trump acordó retrasar el aumento de las tarifas durante 90 días, lo que le permitió ganar tiempo para más negociaciones

Bill Perry, un abogado comercial de Harris Bricken en Seattle, dijo que la desaceleración de la economía de China está presionando a Xi para que haga concesiones antes de que suban los aranceles estadounidenses. “Necesitan un trato comercial. No quieren que las tarifas suban a un 25%, dijo Perry, quien publica el blog ‘Estados Unidos China Trade War’. “Esta es la espada de Damocles que cuelga sobre el gobierno chino”.

Huawei, el mayor proveedor mundial de equipos de red para compañías de telefonía e internet, se ha convertido en el objetivo de las preocupaciones de seguridad de EE.UU. debido a sus vínculos con el gobierno chino. Estados Unidos ha presionado a otros países para que limiten el uso de su tecnología, advirtiendo que podrían abrirse a la vigilancia y al robo de información.

Lu, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, acusó a países no identificados de exagerar la llamada “amenaza”. “Debo decirles que ni una sola pieza de evidencia se han presentado para respaldar su alegato”, dijo. “Crear obstáculos para las operaciones normales de las empresas basadas en especulaciones es bastante absurdo ‘.

Los funcionarios canadienses se han negado a comentar sobre las amenazas de represalia en China, en lugar de enfatizar la independencia del poder judicial de Canadá y la importancia de la relación de Ottawa con Beijing.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar