Una conmemoración se lleva a cabo en una plaza en la ciudad de Estrasburgo, en el este de Francia, para recordar a las cuatro personas que fueron abatidas a tiros y a la docena que fue herida por un hombre armado hace varios días.

La reunión del domingo por la mañana tiene lugar en la plaza Kleber, en el famoso mercado navideño de la ciudad, cerca de donde el pistolero abrió fuego el martes por la noche.

Las autoridades francesas iniciaron una persecución masiva después del ataque que terminó el jueves por la noche cuando el principal sospechoso, Cherif Chekatt, de 29 años y residente de Estrasburgo, fue asesinado en un tiroteo con la policía en el vecindario de la ciudad donde creció.

Las autoridades francesas todavía están investigando el ataque del mercado navideño de Estrasburgo. Los padres de Chekatt y sus dos hermanos, que habían sido retenidos por la policía para interrogarlos durante varios días, fueron liberados el sábado.