Irán superará en los próximos 10 días el límite de almacenaje de uranio establecido por el acuerdo nuclear de Teherán con potencias internacionales, según indicó el lunes un portavoz de la agencia nuclear iraní.

El vocero advirtió también que Irán necesita uranio enriquecido hasta el 20%, cerca de los niveles utilizados en armamento.

El anuncio reflejó la decisión de Irán de romper con el histórico acuerdo de 2015, que se ha ido desmoronando desde que el gobierno de Donald Trump sacó a Estados Unidos del pacto y reintrodujo duras sanciones económicas sobre Irán, dejando la economía iraní en caída libre.

Lea: Pompeo: EE.UU. no quiere la guerra con Irán, continúa la diplomacia.

Las declaraciones de Behrouz Kamalvandi en una conferencia de prensa fueron recogidas en vivo por la televisora estatal. El portavoz habló ante periodistas locales en la instalación de agua pesada de Arak.

La noticia sigue a varios supuestos ataques contra petroleros en la región la semana pasada que Washington atribuye a Teherán, y en medio de crecientes tensiones entre Irán y Estados Unidos un año después de que el presidente Trump retirase de forma unilateral a su país del acuerdo nuclear.

Kamalvandi admitió que Irán ya ha multiplicado por cuatro su producción de uranio enriquecido a baja concentración y aumentará esa concentración “en función de las necesidades del país”.

Ese aumento podría ser de cualquier magnitud desde el 3,67% actual, que es el máximo contemplado por el acuerdo de 2015.

Irán necesita uranio enriquecido al 5% para su central nuclear en el puerto sureño de Bushehr y del 20% para un reactor de investigación, señaló el portavoz.

Una vez alcanzada una concentración del 20%, llegar al 90% es relativamente más rápido que la fase inicial del proceso, algo que preocupa a los expertos en no proliferación de armas nucleares. El uranio enriquecido al 90% está considerado como material armamentístico.