Irán anunció el lunes que pronto violará los límites de la cantidad de uranio enriquecido que puede almacenar en virtud de un acuerdo internacional de 2015, en un nuevo punto de contención con Estados Unidos, que acusó a Teherán de «chantaje nuclear».

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos se elevan más de un año después de que el presidente Donald Trump anunció que Washington se retiraba del acuerdo nuclear. Los temores de una confrontación aumentaron la semana pasada cuando tanques petroleros fueron atacados en el Golfo.

El acuerdo, que Irán y los demás signatarios han mantenido luego de la decisión de Trump, limita el stock de uranio de bajo enriquecimiento de Irán en 300 kg enriquecido a 3.67 por ciento.

Irán estableció una cuenta regresiva de 10 días para que las potencias mundiales cumplan con sus compromisos en virtud del acuerdo nuclear abandonado por EE.UU. o, de lo contrario, superará su límite de reservas de uranio.

El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, Behrouz Kamalvandi, dijo el lunes: «Hemos cuadruplicado la tasa de enriquecimiento (de uranio) e incluso lo hemos incrementado más recientemente, de modo que en 10 días se sobrepasará el límite de 300 kg».

La medida socava aún más el pacto nuclear también firmado por Rusia, Gran Bretaña, Alemania, China y la Unión Europea, pero el presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo que la caída del acuerdo no repercutiría en la región o en el mundo.

Estados Unidos respondió instando a la comunidad internacional a no ceder a la «extorsión nuclear» iraní, mientras que la ONU y los estados europeos pidieron cabezas frías.

Gran Bretaña dijo que si Irán infringía los límites acordados, Londres buscaría «todas las opciones».

Israel, el principal enemigo de Irán, instó a las potencias mundiales a que aumenten rápidamente las sanciones contra Teherán si superan el límite de uranio enriquecido.

Sin embargo, la jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, dijo que la UE solo reaccionará ante cualquier incumplimiento si la Agencia Internacional de Energía Atómica lo identifica formalmente.

El presidente de Irán, Hasan Rouhani, dijo el lunes que las naciones europeas aún tenían tiempo para salvar el acuerdo.

«Es un momento crucial, y Francia todavía puede trabajar con otros firmantes del acuerdo y desempeñar un papel histórico para salvarlo», dijo Rouhani durante una reunión con el nuevo embajador de Francia en Irán.

El presidente francés Emmanuel Macron dijo que lamentaba el anuncio de Irán, pero que París sostendría conversaciones con Irán y sus socios para evitar una mayor escalada en la región.