InternacionalNoticiasRecientes

Musulmanes celebran Eid en últimos días del haj en Arabia Saudí

Unos 2,5 millones de peregrinos participaron el sábado en una lapidación simbólica del diablo, que marcó los últimos días de la peregrinación del haj en Arabia Saudí y el comienzo de las celebraciones de Eid al-Adha para los musulmanes de todo el mundo.

Para marcar la finalización del haj, los peregrinos hombres se afeitan el cabello y las mujeres se recortan el suyo para representar una renovación espiritual y un renacimiento. Los peregrinos hombres también se quitarán las prendas blancas de paño usadas en el haj y volverán a su atuendo habitual.

Peregrinos musulmanes hacen fila mientras esperan afeitarse la cabeza de forma gratuita después de arrojar piedras a un pilar que simboliza la lapidación de Satanás, en el primer día de Eid al-Adha, al final de la peregrinación anual del haj. Agosto 11 de 2019. AP foto.

La peregrinación de cinco días del haj se requiere de todos los musulmanes una vez en su vida, si tienen capacidad financiera y física para hacer el viaje.

Los musulmanes de todo el mundo conmemoran el final del haj con las celebraciones de Eid, incluida la distribución de carne a los pobres.

“Vine de Sudán a La Meca, donde realicé la peregrinación”, dijo Mohammed Saleh mientras realizaba los ritos finales del haj en Mina. “Esperamos que todos los peregrinos tengan éxito en su haj”.

Otros también expresaron un sentido de gratitud por haber realizado el haj.

Arabia Saudí dijo que 1,85 millones de peregrinos de más de 160 países diferentes viajaron al reino para el haj este año. Otros 634,000 se unieron desde Arabia Saudí, casi el 70 por ciento de ellos no son residentes sauditas del reino.

Peregrinos musulmanes arrojan piedras a un pilar que simboliza la lapidación de Satanás, en un ritual llamado "Jamarat", el último rito del haj anual, el primer día de Eid al-Adha, en Mina, cerca de la ciudad sagrada de la Meca, Arabia Saudita. Domingo 11 de agosto de 2019. AP foto.

Peregrinos musulmanes arrojan piedras a un pilar que simboliza la lapidación de Satanás, en un ritual llamado “Jamarat”, el último rito del haj anual, el primer día de Eid al-Adha, en Mina, cerca de la ciudad sagrada de la Meca, Arabia Saudita. Domingo 11 de agosto de 2019. AP foto.

El haj es una de las reuniones religiosas más grandes en la tierra y un desafío logístico masivo para que el gobierno saudí supervise cada año. El reino proporciona a los peregrinos atención médica y autobuses para el transporte, así como comidas, refrigerios y agua a lo largo de las rutas del haj.

Mina es un extenso valle cerca de La Meca donde se erigen miles de carpas con aire acondicionado para albergar a los peregrinos para el tramo final del hajj. Debido a las estrechas carreteras entre las tiendas, también es donde se han producido los desastres más mortíferos del haj, incluida una estampida y un aplastamiento en 2015 que causó la muerte de más de 2.400 personas. Desde entonces, el gobierno saudí ha ampliado las carreteras y supervisa el flujo de personas y multitudes con decenas de miles de soldados, guardias, policías y cámaras.

Los medios saudíes informaron que el rey Salman visitó Mina el domingo para supervisar los servicios prestados durante el haj. Entre sus invitados para el haj este año, estuvieron 200 sobrevivientes y familiares de víctimas de los ataques de la mezquita en Nueva Zelanda, donde un hombre armado abrió fuego y mató a 51 personas en marzo.

Peregrinos musulmanes lanzan piedras al demonio, en uno de los ritos de la peregrinación anual del haj, en la ciudad santa de Meca, en Arabia Saudí. 11 de agosto de 2019. Foto AP.

Peregrinos musulmanes lanzan piedras al demonio, en uno de los ritos de la peregrinación anual del haj, en la ciudad santa de Meca, en Arabia Saudí. 11 de agosto de 2019. Foto AP.

Mientras siguen una ruta que el Profeta Muhammad una vez caminó, los musulmanes repiten los ritos del haj que hicieron los profetas Ibrahim e Ismail, o Abraham e Ismael como se los nombra en la Biblia.

Es en Mina donde los musulmanes creen que la fe de Abraham fue probada cuando Dios le ordenó sacrificar a su único hijo Ismael. Abraham estaba preparado para someterse a la orden, pero luego Dios detuvo su mano, perdonando a su hijo.

En la versión cristiana y judía de la historia, a Abraham se le ordena matar a su otro hijo, Isaac.

En Mina, los peregrinos caminan largas distancias en calles peatonales hacia un complejo de varios pisos que alberga grandes pilares. Allí, lanzan siete piedras cada uno contra tres pilares en un ritual destinado a simbolizar la expulsión del mal y el pecado.

Los musulmanes creen que el haj ofrece la posibilidad de expiación y la oportunidad de borrar los pecados pasados. Los primeros dos días del hajj se pasan en La Meca y otras áreas a su alrededor en profunda oración, contemplación y adoración.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar