Un tanquero iraní que Estados Unidos quiere capturar no se dirige hacia Grecia, dijo el primer ministro griego, Kyrikos Mitsotakis, a France 24 TV el jueves.

El Adrian Darya, anteriormente conocido como Grace 1, salió de Gibraltar el domingo. Datos de seguimiento del tráfico marítimo mostraron el martes que se dirigía hacia el puerto griego de Kalamata, en la costa sur del Peloponeso, donde tenía previsto llegar el lunes.

«El barco no se dirige hacia Grecia. No hemos recibido una petición para atracar en un puerto griego», dijo Mitsotakis, que se encontraba en París para mantener una reunión con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El petrolero fue retenido por Gibraltar después de que fuerzas británicas lo capturaron en julio bajo sospecha de que pretendía violar las sanciones impuestas sobre Siria, pero fue liberado el domingo.

Estados Unidos quiere que vuelva a ser detenido por cargos de tener relaciones con la Guardia Revolucionaria iraní, a la que considera una organización terrorista.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo el martes que Washington adoptará cualquier medida necesaria para impedir que el petrolero viole las sanciones y entregue crudo a Siria.