Medio AmbienteNoticiasRecientes

Estados Unidos abandona oficialmente el Acuerdo sobre el Clima de París, pero el mundo sigue luchando

La retirada no entrará en vigor hasta después del día de las elecciones del próximo año.

Dos años después de declarar que Estados Unidos se retiraría de sus compromisos con el Acuerdo de París, Donald Trump está cumpliendo su promesa.

En junio de 2017, el presidente Trump anunció al mundo que Estados Unidos abandonaría todos sus compromisos del Acuerdo de París. El acuerdo entró en vigor por primera vez en 2015, cuando 200 países se unieron al acuerdo no vinculante para reducir las emisiones de carbono, y las naciones más ricas acordaron ayudar a pagar para reducir los impactos climáticos en las más pobres. Hasta ahora, EE.UU. es el único gobierno que ha roto el pacto.

El objetivo del acuerdo es evitar que el clima mundial aumente 1,5 ºC, lo que colocaría al mundo en una posición mucho mejor que si se calentara dos o tres grados en términos del impacto que tendrá. Pero al retirarse, Estados Unidos va a perder la inversión de un billón de dólares en resiliencia climática y energías renovables.

El Acuerdo de París fue un buen acuerdo para Estados Unidos. Fue posible gracias al liderazgo de EE.UU. y tuvo en cuenta los intereses de EE.UU. en todo momento.

Kelley Kizzier, vicepresidente asociado del Fondo de Defensa Ambiental para el clima internacional.

Por supuesto, el acuerdo no pretende resolver el cambio climático por sí solo. Investigaciones recientes muestran que los gobiernos necesitan responder rápidamente con planes propios en sus países para combatir los peligros más evidentes, como el aumento del nivel del mar.

Ahora sabemos por la ciencia que los compromisos que están sobre la mesa del Acuerdo de París no son lo suficientemente buenos como para llevarnos a donde necesitamos llegar.

Kelley Kizzier.

El resto del mundo está listo para avanzar unidos.

Los líderes del foro internacional del G20 y la Comisión Europea ya se están preparando para intensificar las acciones, sin la aportación de Estados Unidos.

Va a hacer que los estadounidenses sean menos competitivos. Los países miran a Estados Unidos para enfrentar el cambio climático tanto como en el pasado nos miraban a nosotros para obtener ayuda alimentaria. Los Estados Unidos ahora están rechazando esas relaciones.

Kelley Kizzier.

La decisión del presidente Trump tampoco refleja la opinión pública: Una encuesta reciente de 3.281 estadounidenses revela que casi el 70 % apoyan una acción climática “agresiva”. Más del 50 % de los encuestados se identificaron como republicanos.

El proceso, de un año de duración, para retirarse oficialmente del Acuerdo de París terminará el día después de las elecciones de 2020, dejando la decisión final en manos de quienquiera que tome la Casa Blanca a continuación.

No veo que haya ninguna barrera importante para que Estados Unidos vuelva a entrar. Estados Unidos es uno de los principales emisores per cápita en términos de países desarrollados. No habrá un bloqueo internacional.

Kelley Kizzier.

En 2020, los líderes mundiales participantes se reunirán en la COP 26 en Glasgow, Escocia, para actualizar e informar de sus compromisos del Acuerdo de París.

Mientras tanto, las ciudades y estados de los Estados Unidos están tomando la iniciativa para conseguir sus propias metas del Acuerdo de París, incluso mientras la administración Trump continúa haciendo retroceder las protecciones ambientales.

Vía www.popsci.com

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar