Stop Fracking
Stop Fracking. Imagen: Harry Green Shutterstock

El gobierno del Reino Unido ha emitido una orden para detener todas las operaciones de fracking en el país con efecto inmediato.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte ya han adoptado medidas contra el fracking. Los ministros del gobierno también advirtieron a las compañías de gas de esquisto que no apoyarán futuros proyectos de fractura.

The Guardian llama al anuncio “un golpe aplastante para las empresas que tenían la esperanza de beneficiarse de una de las pocas oportunidades restantes para el crecimiento en la industria de los combustibles fósiles“.

Fracking. Imagen: Seeshooteatrepeat Shutterstock

La decisión se tomó después de años de amarga oposición a la fractura por parte de grupos de defensa del medio ambiente y muchas comunidades locales.

El cese del fracking se ordenó después de que un informe de la Autoridad de Petróleo y Gas advirtiera que no era posible descartar consecuencias “inaceptables” para los que viven cerca de los lugares de fracking o predecir la magnitud de los terremotos que la fracturación podría desencadenar, y el gobierno dijo que no estaría de acuerdo con ninguna acción futura “hasta que se proporcionen nuevas pruebas convincentes” que demuestren que el fracking podría ser seguro.

Andrea Leadsom, la secretaria de negocios y energía, dijo a The Guardian que el gobierno siempre ha tenido claro que la exploración de gas de esquisto en el Reino Unido debe llevarse a cabo de manera segura.

Después de revisar el informe del OGA sobre la actividad sísmica reciente en Preston New Road, está claro que no podemos descartar futuros impactos inaceptables en la comunidad local. Por esta razón, he llegado a la conclusión de que deberíamos poner una moratoria sobre la fractura en Inglaterra con efecto inmediato.

Aunque sus palabras son reconfortantes, se contradicen en cierta medida por los pronunciamientos del Primer Ministro Boris Johnson en el pasado. Una vez se refirió a la fractura como una “noticia gloriosa para la humanidad” e instó al Reino Unido a “no dejar piedra sin remover, o sin fracturar” en busca de gas de esquisto. No ayudó a los defensores de la fractura que los esfuerzos para producir gas de esquisto en el Reino Unido se han prolongado durante años a un coste para los contribuyentes de al menos 32 millones de libras esterlinas hasta ahora sin producir ninguna energía a cambio.

Transición a una economía baja en carbono.

Al mismo tiempo que anunció la moratoria sobre la fractura, el gobierno del Reino Unido dijo que se está embarcando en una importante revisión de cómo la nación puede hacer la transición hacia una economía baja en carbono para el año 2050. En realidad, todos sabemos que tiene que ocurrir mucho antes, pero es mejor dar pequeños pasos que no dar ninguno.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios