Israel mató a un alto comandante del grupo militante palestino Yihad islámica, respaldado por Irán, en un inusual ataque selectivo en la Franja de Gaza el martes, a lo que los milicianos replicaron lanzando cohetes contra ciudades israelíes, entre ellas Tel Aviv.

En la escalada más grave de los últimos meses, Israel también dirigió un ataque con misiles contra la casa de un dirigente de Yihad Islámica en Damasco, matando a dos personas, entre ellas a uno de sus hijos, según informaron medios de comunicación del Estado sirio.

Yihad Islámica dijo que el objetivo era el hogar del líder político Akram Al-Ajouri.

Horas más tarde, se activaron las sirenas en ciudades del centro de Israel, incluida la capital económica de Tel Aviv, según dijeron militares y testigos, advirtiendo de posibles lanzamientos de cohetes desde la Franja de Gaza.

Las autoridades de Israel ordenaron el cierre de escuelas en el sur y el centro de Israel, y pidieron a los civiles que se quedaran en sus hogares y no fueran a trabajar a menos que fuera vital, por lo que también se abrieron los refugios públicos.

No se han registrado bajas por el momento. Los medios de comunicación israelíes informaron de que algunos de los cohetes fueron interceptados.

Con información de Reuters y AP