Si quieres construir una casa o usar un módulo prefabricado para cualquier actividad laboral, hoy en día hay muchas posibilidades que tienen varias ventajas. Hablamos de por qué y donde debemos utilizar módulos prefabricados.

En los últimos años, el avance de la tecnología y las técnicas de construcción ha llevado a un aumento significativo del interés en el uso de edificios prefabricados. Hablamos de algunas de las ventajas más importantes de los edificios prefabricados.

Ventajas de las construcciones prefabricadas.

La construcción prefabricada ofrece sin duda muchas ventajas:

  • Velocidad de producción.
  • Desmontaje sencillo.
  • Certeza absoluta de los costes de ejecución.
  • Reducción de posibles errores en la fabricación.
  • Mantenimiento simple.
  • Tiempos de entrega rápidos.
  • Garantizan un alto rendimiento y una alternativa sostenible al hormigón tradicional.

De hecho, los edificios tradicionales tienen una mayor incidencia en términos de coste, por lo que las construcciones o módulos prefabricados están ahora más solicitados que nunca.

Por ejemplo, basta con pensar que en varios países las casas prefabricadas han alcanzado el 40% de la construcción total, como punta de lanza Japón.

Otra de las principales ventajas de las construcciones prefabricadas es la total libertad de modificar y personalizar cada aspecto de la construcción, que puede variar según las necesidades específicas del cliente.

Los bloques prefabricados son, por tanto, una alternativa muy válida hoy en día a las técnicas de construcción clásicas.

El uso de módulos prefabricados no tiene límites y permite desde la instalación de casetas prefabricadas de obra hasta la construcción de edificios verdaderamente exclusivos y personalizables.

¿Qué es una construcción prefabricada?

Una construcción prefabricada puede ser considerada a todos los efectos como una verdadera estructura residencial o de servicios, con altas prestaciones en cuanto al consumo, mantenimiento y durabilidad, resistente a los agentes atmosféricos y sísmicos.

Las construcciones prefabricadas pueden ser de madera, metálicas, además de los materiales tradicionales, y todos estos tipos garantizan una alta estabilidad y un ahorro considerable en los costes de la construcción final.

Las estructuras prefabricadas se construyen en un sólo modulo, en caso de pequeños modelos, o pieza por pieza en las grandes instalaciones, para luego ensamblarlas en el lugar establecido. Esto también implica un transporte, instalación o colocación rápida.

En el mercado existen diferentes modelos y tipos de construcciones prefabricadas que se diferencian por sus características funcionales:

  • Estructuras residenciales o industriales.
  • Materiales de construcción (por ejemplo, hormigón, mampostería, madera).
  • Dimensiones de la estructura.
  • Las construcciones prefabricadas incluyen contenedores, prefabricados de madera…
  • Prefabricados industriales, como casetas, cobertizos y estructuras de hormigón pesado.

Las construcciones en bruto requieren la entrega de la estructura externa completa, lo que excluye los sanitarios y suelos, o pueden ser añadidos posteriormente por el cliente final.

Los edificios prefabricados llave en mano, se entregan listos tanto en el interior como en el exterior.

Recuerda que las construcciones prefabricadas también están sujetas a la normativa vigente, como permisos de construcción.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios