InternacionalNoticiasRecientes

Antes de Cumbre de OTAN, líderes europeos se preparan para Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirige a Londres esta semana para asistir a la reunión de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN. Forjada al comienzo de la Guerra Fría, la OTAN está celebrando su 70 aniversario y la cumbre está diseñada para afirmar la fuerza de la alianza. Pero los líderes europeos se preparan para Trump antes de la reunión mientras continúan cuestionando el compromiso de Washington con la alianza.

Los combates continúan en el noreste de Siria luego de la invasión de Turquía del territorio controlado por los kurdos. El presidente Donald Trump ordenó a las fuerzas estadounidenses que se fueran en octubre, sin consultar a los aliados de la OTAN.

“Fue exactamente a raíz de esa decisión que el presidente Macron dijera lo que dijo sobre la alianza” con muerte cerebral “y haciendo referencia a la falta de liderazgo estadounidense en el sentido de liderar en una comunidad y no solo salir por su cuenta’, dijo Gary Schmitt analista de la OTAN en el American Enterprise Institute.

Mientras tanto, una guerra que se vislumbra entre Rusia y Ucrania se ha convertido en el telón de fondo del juicio político de Trump.

Los dos conflictos en el flanco este y sur de Europa complican aún más las relaciones ya tensas de Washington con otros miembros de la OTAN.

Los líderes de este lado del Atlántico se están preparando para reunirse con Donald Trump en la Cumbre de la OTAN a las afueras de Londres esta semana. Un presidente que ya no dice públicamente que la alianza es obsoleta y quiere abandonarla, pero continúa criticando a los países miembros por no cumplir el objetivo de gasto de defensa del 2% del PIB de la OTAN.

Los funcionarios estadounidenses han asegurado a los líderes europeos el compromiso continuo de Washington, como lo demuestra el refuerzo militar en el flanco oriental de la OTAN. Pero persiste la ansiedad de que, bajo Trump, Estados Unidos está descuidando la alianza.

“Algunos de ellos esperan que Trump esté fuera de su cargo dentro de un año. Pero el verdadero temor es que Trump gane un segundo mandato”, según Hans Kundnani, investigador principal en el programa de Europa en Chatham House.

En toda Europa, las respuestas difieren. París está promocionando la “autonomía estratégica” de que Europa debe cuidar su propia seguridad. Varsovia está promoviendo un “abrazo estratégico” desarrollando una estrecha relación bilateral con Trump para garantizar su propia seguridad.

“Y luego tenemos a Alemania en el medio, que está un poco dividida entre los atlantistas, por un lado, que creen en la OTAN y creen que la OTAN sigue siendo la forma de garantizar la seguridad de Europa. Y luego Por otro lado, los postatlantistas están más o menos del lado francés de este argumento. Entonces, los europeos están discutiendo mucho sobre eso”, indica Kundnani.

Entre los objetivos de los europeos esta semana: simplemente evitar un estallido de Trump, como los que han sucedido en reuniones anteriores.

“Pueden hablar sobre todas las cosas que han hecho y sugerir de manera muy inteligente que el presidente Trump ha generado el tipo de presión para que esas cosas sucedan. Por lo tanto, en realidad pueden alabar al presidente Trump, a pesar de que es muy difícil para ellos hacerlo debido a los enfrentamientos de personalidad”, dice Gary Schmitt del American Enterprise Institute.

Pocos días antes de la cumbre, la OTAN anunció que había acordado redistribuir los costos y reducir la contribución de Washington a su presupuesto central relativamente pequeño, una medida destinada a aplacar a Trump.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar