IBM acaba de informar sobre sus nuevas investigaciones de almacenamiento de energía que podrían ayudar a acelerar la transición de la energía renovable con una solución de próxima generación para los vehículos eléctricos y las baterías estacionarias.

La idea de IBM es limpiar la cadena de suministro de almacenamiento de energía eliminando ciertos metales pesados y otros materiales comúnmente usados en las baterías de iones de litio actuales. Esto ayudaría a reducir el impacto ambiental de la producción de dispositivos electrónicos recargables, así como de los vehículos eléctricos y los sistemas estacionarios de almacenamiento de energía.

IBM Almaden Battery Lab – Battery tester and cycler

Además de las preocupaciones ambientales, también están en juego cuestiones de derechos humanos.

Muchos materiales que se usan para fabricar baterías, incluyendo metales pesados como el níquel y el cobalto, plantean enormes riesgos ambientales y humanitarios. El cobalto en particular, que se encuentra en gran parte en África central, ha sido objeto de críticas por sus prácticas de extracción descuidadas y explotadoras.

IBM.

IBM usa tres nuevos y diferentes materiales patentados, que nunca antes se habían registrado combinados en una batería, el equipo de Investigación de IBM ha desarrollado una nueva batería que no usa metales pesados. Los materiales para esta batería pueden extraerse del agua de mar, sentando las bases para técnicas de suministro menos invasivas que los métodos actuales de extracción de materias primas.

Tan prometedora como la composición de esta nueva batería es su potencial de rendimiento. En las pruebas iniciales, demostró que puede ser optimizada para superar las capacidades de las baterías de iones de litio en una serie de categorías, incluyendo menores costes, tiempo de carga más rápido, mayor potencia y densidad de energía, fuerte eficiencia energética y baja inflamabilidad.

IBM.

En la batería de IBM, la combinación del cátodo sin cobalto (y sin níquel) y un electrolito líquido suprime el crecimiento de las dendritas. Además de resolver el problema de la eficiencia, la nueva combinación también da como resultado una batería menos inflamable.

La integración de la seguridad en los materiales de almacenamiento de energía es un paso significativo en el diseño de las baterías de iones de litio. Las baterías de iones de litio actuales son seguras, pero estos sistemas de seguridad pueden añadir peso, complejidad y gastos. Diseños como el de la nueva batería de IBM proporcionan una mayor autonomía y un menor coste.

La nueva batería de IBM ha demostrado que puede llegar al 80% de la carga en menos de cinco minutos, cuando está configurada para una alta potencia.

Densidad de muy alta potencia: 10.000 W/L, superando a las baterías de iones de litio más potentes del mercado.

La nueva batería “puede ser diseñada para un ciclo de vida largo, lo que la convierte en una opción para aplicaciones de redes eléctricas inteligentes y nuevas infraestructuras energéticas donde la longevidad y la estabilidad es clave“.

IBM calcula la eficiencia de su nueva solución de almacenamiento de energía en más del 90%, calculada a partir de la relación entre la energía para descargar la batería y la energía para cargarla.

Más información: www.ibm.com

EcoInventos Telegram
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios