----------------------------------------------------------------------------------------------------

Después de ser diagnosticada con una de las formas más agresivas de cáncer en el cerebro, una estudiante hispana, Bianca Maderal, fundó una organización sin fines de lucro que recauda fondos para la investigación del cáncer infantil.

Cada diciembre, hace una recolección de juguetes que lleva al hospital de niños con cáncer, en Miami, Florida.

Maderal tenía 18 años cuando su destino dio un giro imprevisto. Una convulsión la desplomó y el resultado de una resonancia magnética alteró su forma de vida.

Foto de Alonso Castillo

Foto de Alonso Castillo

“Encontraron ocho tumores, en mi cabeza, ahora estoy en tratamiento y por eso empecé “Fight Like a Kid”, dijo a la Voz de América Bianca Maderal, fundadora de “Fight Like a Kid”.

Mientras se sometía a los tratamientos, fundó la organización sin fines de lucro que entre sus objetivos tiene recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil y brindar apoyo a los afectados por la enfermedad.

Esta organización manda “care packages” por todo Estados Unidos a otros pacientes que están contra la batalla contra el cáncer.

Para cubrir los productos y los envíos, continuamente, realiza eventos de recaudación de fondos. Estos paquetes llevan lápices de colores, cartas, un llavero de la buena suerte y notas de aliento escritas por ella.

“Si es bien difícil pasar esto, pero lo puedes hacer”, dijo Maderal.

Foto de Alonso Castillo

Foto de Alonso Castillo

Cada diciembre, hace una recolección de juguetes que lleva al Hospital de Niños Nickalus, en Miami.

Hace unos días se graduó con el título de psicología en la Universidad Internacional de la Florida, con un objetivo en mente: ser pediatra oncóloga.

Para Bianca, los niños, ante la adversidad, demuestran valentía. Una cama de hospital se convierte en un recreo, una aguja en un truco de magia y un medicamento en un chocolate.