Un dispositivo desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona que puede extraer dióxido de carbono del aire. El dispositivo, diseñado por el profesor Klaus Lackner de ASU, comercializado por Silicon Kingdom Holdings, Dublín, se ha bautizado como MechanicalTree. Es una de las nuevas tecnologías de captura pasiva y directa de aire que se están desarrollando en el mundo.

No hace mucho hablábamos de Biourban, una tecnología 100% mexicana para purificar el aire con microalgas. También hablamos de BioSolar Leaf, el panel verde que captura CO2, produce oxígeno y algas comestibles.

Hoy planteamos la idea de crear bosques de ‘árboles’ mecánicos para extraer dióxido de carbono del aire. En lugar de madera, estas columnas metálicas, usan discos hechos de material absorbente, que puede absorber tres veces su peso en dióxido de carbono cuando el viento sopla a través de él.

Un grupo de 12 de estos árboles mecánicos puede absorber una tonelada de dióxido de carbono de la atmósfera cada día.

En la próxima década, SKH planea desplegar granjas de MechanicalTree a nivel mundial para mitigar las emisiones de carbono. Se hará a través de un despliegue por fases con granjas a gran escala de hasta 120.000 árboles mecánicos que capturarán unos 4 millones de toneladas de CO2 anualmente y ocuparán un espacio de tierra de sólo 2 a 3 kilómetros cuadrados por granja. A escala global, 250 granjas de gran escala tienen la capacidad de capturar 1 gigatonelada de CO2, lo que representa más del 2% de las emisiones globales.

Esta tecnología actúa como un árbol que es aproximadamente mil veces más eficiente en la eliminación de CO2 del aire. Los árboles mecánicos permiten que el CO2 capturado se almacene y pueda ser vendido para su reutilización en una variedad de aplicaciones, tales como combustibles sintéticos, recuperación mejorada de petróleo o en industrias de alimentos, bebidas y agricultura.

El dióxido de carbono es un gas inodoro e incoloro que es un subproducto de la quema de combustibles fósiles y otros procesos naturales. Los seres humanos liberan más de 36 mil millones de toneladas métricas de CO2 a la atmósfera anualmente, cambiando significativamente el ciclo natural del carbono de la Tierra. El exceso de carbono atrapa el calor y causa el calentamiento global.

Esta tecnología usa el viento para que el aire fluya a través del sistema. Esto lo convierte en una solución pasiva, relativamente de bajo coste, escalable y comercialmente viable. Si se despliega a escala, la tecnología podría llevarnos a reducciones significativas en los niveles de CO2 en la atmósfera, ayudando a combatir el calentamiento global.

Cómo funciona.

MechanicalTree está diseñado con una geometría novedosa, que no depende de la dirección del viento. Cada “árbol” tiene una pila de discos llenos de absorbente. Cuando la columna se despliega completamente y los discos se separan, el flujo de aire entra en contacto con las superficies de los discos y atrapan el CO2. Durante la recuperación, los discos se colocan dentro del contenedor inferior. Dentro de la cámara, el CO2 se libera del absorbente. El gas liberado se recoge, se purifica, se procesa y se pone a disposición del que lo necesite para otros usos, mientras que los discos son desplegados para capturar más CO2.

Más información: asunow.asu.edu

EcoInventos Telegram
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios