----------------------------------------------------------------------------------------------------

Las autoridades rusas ejecutaron una redada en las oficinas del opositor Alexei Navalny, un prominente crítico del presidente Vladimir Putin que ha sido encarcelado en varias ocasiones por sus denuncias de corrupción, denunció su vocera, Kira Yarmysh.

Navalny tiene un caso judicial pendiente por rehusarse a borrar un vídeo en el que se acusa de corrupción al primer ministro ruso Dmitry Medvedev, y al empresario billonario Alisher Usmanov.

Este ultimo presentó una acusación por difamación contra Navalny y obtuvo un fallo a su favor. El tribunal ordenó en agosto pasado a Navalny borrar y sacar del internet el vídeo difamatorio, pero éste ha rehusado acatar la orden judicial. El vídeo ha sido visto más de 32 millones de veces desde que fue colocado en la internet en marzo del 2017.

Navalny está siendo además investigado por supuesto lavado de dinero,, luego que su Fundación para la Lucha contra la Corrupción, fuera declarada por las autoridades rusas como “un agente extranjero”, con lo cual está sujeta a chequeos sorpresivos y otros tipos de revisiones burocráticas.

La Policía Judicial Federal irrumpió en las oficinas de la Fundación, usando herramientas eléctricas. Con una sierra eléctrica rompieron la puerta principal, entrando al lugar y llevándose varias computadoras. Las escenas quedaron registradas en las cámaras de seguridad. Luego un policía cubrió el lente de una de las cámaras con cinta adhesiva. Periodistas se hicieron presentes en el lugar mientras se realizaba la redada.

La agencia Reuters informó que Navalny había sido sacado arrastrado del lugar. Pero las autoridades dijeron que nunca fue detenido. Navalny aclaró por su cuenta de Twitter que nunca lo detuvieron, pero que sí lo sacaron arrastrado de sus oficinas.

Los reportes de Navalny han incluido además a otros altos funcionarios como el presidente de un banco estatal, a quien acusó de agasajar a su novia, una periodista de televisión rusa, con regalos tan caros que sólo podrían ser pagados con fondos de las arcas del banco. Los regalos, según la denuncia, habrían incluido una mansión de 4 millones de dólares, un yate de lujo de 200 pies, y 470,000 dólares en vuelos de jets privados, en sólo un mes, según detalló a inicios de diciembre el diario estadounidense The New York Times, citando uno de los videos de Navalny.

Además de publicar reportes de supuesta corrupción, Navalnyintentó participar el año pasado en una elección local. Pero su candidatura fue descalificada por las autoridades.

La redada se produce luego que llamara a la población a protestar por los obstáculos a críticos del Kremlin a participar en elecciones locales. Se produjo además en momentos previos a que Navalny realizara una nueva entrega de sus denuncias a través de su canal de televisión transmitido por internet.

Navalny ha denunciado además el enlistamiento forzoso de uno de sus aliados, quien rue reclutado al ejército y enviado a una base aérea militar en el Ártico. Navalny ha calificado el hecho como “secuestro y detención ilegal”.