----------------------------------------------------------------------------------------------------

Un organismo de defensa de los trabajadores de Perú determinó que la franquicia de Mc Donald’s en ese país, Arcos Dorados, es culpable de seis violaciones “muy serias” de la regulaciones nacionales de seguridad laboral.

El informe se produce mientras se investiga la muerte de dos jóvenes empleados que fueron electrocutados por una máquina de bebidas gaseosas, cuya avería no fue debidamente reportada.

El organismo, que es parte del Ministerio del Trabajo, recomendó que la firma Arcos Dorados sea sancionada con una multa de 254,000 dólares.

Alexandra Porras de 18 años y Carlos Campo de 19 años eran novios y el domingo pasado trabajaban en el McDonalds del distrito limeño de Puerto Libre, cuando fueron electrocutados mientras limpiaban la cocina del restaurante de comida rápida.

Tras el incidente se conoció que el equipo ya había presentado fallas, pero que los gerentes de la tienda no reportaron debidamente la anomalía para que se tomaran las medidas preventivas y se arreglara el equipo antes que alguien resultara lesionado.