Una casa suspendida en medio de los árboles sería suficiente para hacernos disfrutar a todos. Ahora imagina que se fabrica reutilizando un contenedor marítimo, además de otros materiales reciclados. Se trata de “La Casa Suspendida“, un proyecto realizado en un terreno en la zona rural de Campos Novos Paulista, en el interior de São Paulo.

Diseñada por los arquitectos de la “Casa Container Marília”, esta casa elevada se apoya en pilares metálicos en “V”. El sistema proporciona un ahorro en el uso de hormigón y la cimentación, ya que genera una sola base para dos apoyos. Los cimientos son del tipo superficial, ya que el peso de la estructura es relativamente ligero y el suelo es firme.

En la belleza de la casa también está presente en el uso de madera reciclada en paredes y techos, que le da un aspecto rústico – a pesar de que todo está muy bien trabajado. El uso de vidrio en puertas y ventanas nos asegura una hermosa vista del área verde que la rodea, especialmente porque muchos espacios se abren a la altura de las copas de los árboles. Esto también genera sombra durante el día.

La madera evita el uso de pintura en el interior, ya que tiene su propio acabado. Las puertas interiores de la primera planta están hechas con láminas reutilizadas de los recortes de los contenedores.

Todas las decisiones tuvieron como principal objetivo reducir el impacto ambiental de la obra, de modo que el 80% de los materiales son reciclados, según los arquitectos responsables del proyecto. Además, se ha reutilizado el 70% del residuo final de la obra, básicamente recortes de madera y acero.

Aislamiento.

En cualquier proyecto realizado con contenedores tenemos la preocupación por el confort térmico y en este proyecto no fue diferente. Para garantizar la protección térmica y acústica, todas las paredes de la casa están aisladas con manta térmica y acústica, las habitaciones tienen ventilación cruzada y amplias aberturas para el intercambio de aire. La casa no tiene sistema de aire acondicionado y permanece a una temperatura agradable incluso en los días más calurosos de São Paulo.

La garantía de frescura también está garantizada por la instalación de la cubierta verde con reutilización del agua de lluvia para minimizar la necesidad de riego. El sistema es de tipo modular, lo que facilita el mantenimiento.

Recinto de la Paz.

Diseñada como casa de campo, la residencia cuenta con espacios para la vida diaria, ocio y balcones con cubiertas de madera. Además de la sala de estar y la cocina, hay dos dormitorios y dos baños. En la decoración se colocaron muchas sillas en las áreas exteriores y también hamacas. El objetivo no podía ser más claro: hablar y relajarse. La casa no tiene televisión ni wi-fi. La idea es desconectar, disfrutar de la naturaleza y de la convivencia entre familia y amigos.

Fotos: Celso Mellani.

Más información: www.facebook.com/casacontainermarilia/

EcoInventos Telegram
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios