China informó este sábado el reemplazo de uno de sus principales funcionarios en Hong Kong con un ex jefe del Partido Comunista en la región de Shanxi.

Según la agencia oficialista de noticias Xinhua, Luo Huining, pasará a ocupar el puesto de jefe de la Oficina de Enlace en Hong Kong, sustituyendo a Wang Zhimin, quien ocupaba el cargo desde septiembre de 2017.

Xinhua no dio razones para el cambio de funcionarios.

Luo, de 65 años, es un leal partidario del presidente chino, Xi Jinping, y estuvo asignado en Shanxi para limpiar una corrupción rampante en la provincia, según la agencia Reuters.

La Oficina de Enlace, que reporta directamente al Consejo de Estado de China, sirve de plataforma a Beijing para proyectar su influencia en Hong Kong, y ha sido criticada en el territorio y en China por juzgar equivocadamente la situación en la ciudad.

Las manifestaciones masivas, que comenzaron en Hong Kong en junio en protesta por una ley de extradición a China, se han convertido ahora en un movimiento de demandas por más libertades políticas y más democracia en el territorio.

Los manifestantes denuncian también una mayor injerencia de China en los asuntos de Hong Kong y una excesiva brutalidad de la policía contra los participantes en las protestas.

Seis meses de enfrentamientos y violencia han afectado gravemente la vida y la economía de Hong Kong, uno de los centros financieros más importantes de Asia.

Cuando el territorio fue cedido a China por Gran Bretaña en 1997, China prometió mantener las condiciones políticas en el territorio.

Las protestas más recientes en Hong Kong el día de Año Nuevo degeneraron en más violencia cuando los manifestantes atacaron máquinas dispensadoras de efectivo, dibujaron con grafiti las paredes, rompieron semáforos y bloquearon calles y avenidas.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo este sábado en un comunicado que la Oficina de Enlace bajo Luo continuará trabajando con el gobierno local para un desarrollo positivo las relaciones entre China y la ciudad.