Insurgentes somalíes del grupo Al-Shabab dijeron haber atacado el domingo una base utilizada por militares estadounidenses y de Kenia.

El comando militar estadounidense en Africa dijo que reportes iniciales indican que hubo daño a equipos y que la situación continúa siendo tensa.

Una nube de humo negro podía ser vista sobre la base militar desde el poblado costero de Lamu, en la frontera entre Kenia y Somalia. La base alberga a tropas de Kenia y Estados Unidos.

En un comunicado, el comando militar estadounidense en Africa, conocido como Africom, confirmó que el humo pudo haber sido originado por la destrucción de equipos en la base.

El comisionado del condado de Lamu, Irungu Macharia confirmó el ataque y dijo que el área todavía no está bajo control.

“Entre 4 y 5 de la mañana (hora de Kenia) hubo un ataque a la base militar, a la pista de aterrizaje. Nuestros oficiales confrontaron a los intrusos, y el ataque continuó hasta las 6. Ahora la situación se ha calmado, pero el área no está aún control como para nosotros ir al lugar. Pero la normalidad ha regresado y nuestros oficiales están en el lugar”, indicó Macharia.

En un comunicado, al Shabab dijo que había tomado el control de una parte de la base y que había ocasionado varias bajas durante el ataque.

El Ministerio de Defensa de Kenia dijo en un comunicado que habían repelido a los atacantes, cuatro de los cuales habrían muerto.

Un testigo que no quiso ser identificado por temor a represalias habló a la Voz de América sobre cómo fue despertado por explosiones, seguidas de horas de sonidos de disparos.

“Escuchamos fuertes explosiones a eso de las 4 de la madrugada”, dijo el testigo. “Al inicio, pensamos que era una explosión normal de las que se escuchan en la zona. Pero entonces vimos fuego y un denso humo negro. Luego se calmó como a eso de las 6 de la mañana y se reiniciaron los disparos hasta las 8 de la mañana. Fue a esa hora que vimos un avión dejar caer lo que parecían bombas”.

Otros testigos dijeron a la VOA que aún había una fuerte presencia militar en la base y sus alrededores. Militares de Kenia fueron vistos pidiendo a civiles sus documentos de identidad.

Richard Tuta, experto en temas de seguridad basado en Nairobi, dijo que al-Shabab busca reconocimiento en media de las tensiones entre Irán y Estados Unidos luego del ataque que mató al general iraní Qassem Soleimani, al mando de las fuerzas especiales Quds, en un ataque aéreo ejecutado en Iraq.

“Ellos conocen que la atención está sobre ataques vengativos como resultado de lo que ocurrió en Bagdad. Así que para ellos, esta era una oportunidad para posicionarse internacionalmente. Por eso es que a pesar de que ellos sabían muy bien que iban a perder, pensaron que tenían que atacar para darse a conocer internacionalmente”.

El ataque se produce tres días después de que Al-Shabab mató a tres civiles en un bus en el condado de Lamu.