Un funcionario del gobierno iraní aseguró el viernes que llevará “uno o dos años” completar la investigación sobre el accidente de un avión ucraniano cerca de Teherán, donde murieron las 176 personas que iban a bordo.

El funcionario también señaló que podría tomar uno o dos meses descargar toda la información de las cajas negras recuperadas del lugar del accidente.

Anteriormente, la televisión estatal iraní había mostrado imágenes de las cajas negras supuestamente en la Organización de Aviación Civil de Irán.

El país de Oriente Medio, de acuerdo a las declaraciones del portavoz, prefiere descargar los datos de la caja negra, pero podría enviarlos a Rusia, Canadá, Francia o Ucrania si es necesario, ya que Teherán tiene acuerdos con esos países.

Francia avanzó el viernes que también estaba listo para unirse a la investigación sobre el accidente, después de que Canadá y otros países dijeran que la aeronave había sido derribada por un misil iraní, probablemente por error.

Ucrania dijo que no podía descartar un ataque con misiles, pero eso no había sido confirmado. Irán negó que un misil derribara el Boeing 737-800 poco después del despegue.

La agencia francesa BEA ayudó a analizar los datos del registrador de vuelo de un avión Boeing estrellado en Etiopía el año pasado.

El vuelo de Ukraine International Airlines (UIA) con destino a Kiev se estrelló cerca de Teherán, desde donde había despegado, el miércoles. Irán estaba en alerta por una respuesta militar estadounidense horas después de disparar misiles contra objetivos de EE.UU. en Irak.

El incidente se suma a la presión internacional sobre Irán, después de meses de tensión con Estados Unidos y de ataques militares.

La semana pasada, Washington mató al general iraní Qassem Soleimani en un ataque con aviones no tripulados en Irak, lo que provocó el lanzamiento de misiles por parte de Teherán.

Recientemente, la población iraní expresó su enojo con sus autoridades por no cerrar el aeropuerto después del lanzamiento de misiles de Irán. Muchas de las personas que iban a bordo eran iraníes con doble nacionalidad.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau, citando información de inteligencia de Canadá y otras fuentes, culpó a un misil iraní por derribar el avión que llevaba 63 canadienses a bordo, aunque afirmó que “bien pudo haber sido involuntario”.

“La evidencia indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní”, declaró Trudeau.

En esa línea, el canciller francés Jean-Yves Le Drian subrayó que “es importante que se haga con la mayor claridad posible y lo más rápido posible”.

Un funcionario iraní había dicho anteriormente que Francia podría estar involucrado, ya que era uno de los países donde se fabrican los motores del avión.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy indicó que no se podía descartar un ataque con misiles, pero que no había sido confirmado.

Un funcionario estadounidense, que citó datos satelitales, afirmó que Washington había concluido con un alto grado de certeza que los misiles antiaéreos derribaron el avión por error.

Además, señaló que los datos mostraban que el avión había estado en el aire durante dos minutos después de despegar de Teherán, cuando se detectaron señales de calor de dos misiles tierra-aire.

Hubo una explosión en las cercanías y los datos de calor mostraron que el avión se había incendiado al caer. Los satélites militares de Estados unidos detectan emisiones infrarrojas de calor.

The New York Times dijo que había obtenido un video que parecía mostrar un misil iraní golpeando un avión cerca del aeropuerto de Teherán.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró a los periodistas que no creía que el accidente del avión se debiera a un problema mecánico, y dijo que “alguien podría haber cometido un error”.

¡Un experto en defensa expresó que la señal del radar del avión habría sido similar a la de un gran avión de transporte militar estadounidense.

Irán negó que el avión ucraniano hubiera sido alcanzado por un misil y dijo que tales informes eran una “guerra psicológica contra Irán”.

“Todos los países cuyo ciudadanos estaban a bordo del avión pueden enviar representantes e instamos a Boeing a enviar a su representante y unirse al proceso de investigación de la caja negra”, señaló el portavoz del gobierno Ali Rabiei en un comunicado.

Cooperación

La organización de aviación civil de Irán dijo en un informe inicial, menos de 24 horas después del incidente, que el avión de tres años, que había tenido su último mantenimiento programado el lunes, encontró un problema técnico después del despegue y se dirigía a un aeropuerto cercano antes de que se estrellara.

Las investigaciones sobre accidentes de aviones requieren la cooperación de reguladores, expertos y empresas en todas las jurisdicciones. Puede llevar meses y los informes iniciales en 24 horas son extraños.

Irán dijo que los cuerpos recuperados fueron trasladados a la oficina del forense para su identificación.

Ucrania ha esbozado cuatro escenarios potenciales, incluido un ataque con misiles y terrorismo. Kiev dijo que sus investigadores querían buscar en el lugar del accidente posibles restos de un misil de fabricación rusa utilizado por el ejército de Irán.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB por sus siglas en inglés) afirmó que había designado un representante acreditado para unirse a la investigación y que estaba determinando el nivel de participación.

Boeing dijo que apoyaría a la NTSB. La compañía todavía se está recuperando de dos accidentes mortales con sus aviones 737 MAX, incluido el de Etiopía, que en marzo de 2019 obligó a dejar de utilizar este modelo.