InternacionalNoticiasRecientes

Clérigos y políticos en Irán maniobran antes de las elecciones parlamentarias

El derribo la semana pasada de un avión de pasajeros ucraniano sobre Teherán está en el centro de las crecientes tensiones entre los clérigos iraníes y los políticos electos del país.

En medio de la furia pública por la admisión tardía de parte de las autoridades de que un operador de baterías de misiles derribó el avión “por error”, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, pidió que se establezca un “tribunal especial” para cualquier juicio a los responsables.

Esto quitaría el juicio de las manos del poder judicial, que está controlado por los ejecutores del régimen clerical, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC por sus siglas en inglés), dicen los analistas.

Evitar una protesta mayor

Rouhani ha dicho que el tribunal especial debería de estar compuesto no solo por jueces de alto rango, sino también por otros expertos legales. El poder judicial de Irán dijo que varias personas fueron arrestadas en relación con el derribo del avión, pero sus nombres aún no han sido revelados.

“No se debe culpar al único individuo que presionó el botón. Hay otros involucrados y quiero que esto se explique a la nación con honestidad”, indicó Rouhani a mitad de semana, y agregó: “Para nuestra gente, es muy importante en este incidente que cualquier persona que haya sido culpable o negligente en cualquier nivel se enfrente a la justicia”, dijo en un discurso televisado.

Las autoridades iraníes inicialmente culparon a los problemas mecánicos o al error del piloto por el accidente del avión, antes de admitir tres días después que el personal militar iraní derribó involuntariamente la aeronave, confundiéndola con un misil de crucero estadounidense. Los 176 a bordo murieron.

Los comentarios de Rouhani están siendo tomados por algunos observadores como un intento de calmar la creciente ira pública, que se ha apoderado de Irán en medio de acusaciones de un encubrimiento estatal. Decenas de miles de manifestantes han salido a las calles de Teherán y otras ciudades importantes exigiendo al “líder supremo” del país, el ayatolá Ali Khamenei, renunciar y atacar al IRGC con sus cánticos.

Los videos publicados en línea esta semana parecen mostrar a las fuerzas de seguridad disparando munición real y gases lacrimógenos para dispersar las protestas callejeras.

El derribo del avión se produjo horas después de que Teherán lanzó un aluvión de misiles a las bases que albergan a tropas estadounidenses en Irak, tomando represalias por la eliminación del general Qassem Soleimani en un ataque estadounidense.

Las facciones en pugna

La forma de contener las consecuencias políticas del derribo del avión y cómo beneficiarse políticamente del accidente parece estar en el centro de una nueva lucha de poder en Irán, entre la facción Rouhani y el IRGC, según los analistas.

“La forma en que el gobierno y el resto del poder manejan las repercusiones más amplias de este accidente aéreo podría ser un momento decisivo para Irán”, dice Aniseh Bassiri Tabrizi, analista del Royal United Services Institute de Gran Bretaña, un grupo de expertos con sede en Londres.

Rouhani también ha sido blanco de los manifestantes con llamados a su renuncia, así como la del ayatolá Khamenei. Los analistas dicen que Rouhani se está moviendo rápidamente para tratar de distanciarse del incidente y canalizar la ira pública.

Cabe destacar que el llamado de Rouhani a una total transparencia y responsabilidad se hizo durante un discurso en el que también se opuso a la prohibición de que miles de personas, incluidos 90 legisladores actuales, se postulen en las elecciones parlamentarias del próximo mes. Aunque los intransigentes se encuentran entre los descalificados por el poderoso Consejo Guardián del país, la mayoría de los rechazados son pro-reforma, según el periódico Etemad de Teherán.

Rouhani lanzó una crítica punzante al consejo, diciendo que no es posible dirigir el país con una sola facción en el poder. Comparó los candidatos de aparejos con el dueño de una tienda que colocaba mil copias del mismo artículo en sus estantes y les decía a los clientes que tenían mucho para elegir.

La mitad de los clérigos y juristas que forman parte del Consejo Guardián son nombrados por el ayatolá Khamenei, y el Consejo también evalúa a los candidatos que se postulan para el cargo, así como la legislación, para garantizar la compatibilidad con el sistema teocrático de Irán. Se cree que el yerno de Rouhani está entre los descalificados para la contienda.

Los comentarios de Rouhani provocaron quejas del Consejo Guardián. Su portavoz, Abbas Ali Kadkhodaei, acusó a Rouhani en un tuit de iniciar un “proyecto antinacional”, pero luego bromeó: “por supuesto, no sabía que la descalificación de familiares significa omitir otras facciones”.

Soleimani como moneda de cambio

Los partidarios del presidente iraní dicen que todavía está furioso por haber sido mantenido en la oscuridad durante varios días, como el público, por el IRGC sobre la verdadera causa del accidente. El misil que derribó el avión fue disparado desde una base IRGC al oeste de Teherán.

Los líderes del IRGC dicen que lamentan el derribo del avión ucraniano, pero han tratado de justificar el error diciendo que estaban en estado de alerta porque estaban anticipando una respuesta de Estados Unidos a un ataque con misiles iraníes contra dos bases iraquíes que albergan tropas estadounidenses.

Las facciones políticas de línea dura vinculadas al IRGC parecían beneficiarse de la muerte del general Qassem Soleimani por Estados Unidos, y los comentaristas sugirieron que podrían explotar la protesta por esto para garantizar que a sus candidatos les fuera bien en las elecciones de febrero. Se esperaba que la participación fuera baja. Puede que ese no sea el caso ahora con la reacción popular contra el IRGC que no muestra signos de disminuir.

La apuesta inicial para encubrir la causa del colapso parece estar inflamando las quejas de larga data sobre el estado lamentable de la economía y la represión del sistema. Las filas de los descontentos parecen estar creciendo, y las celebridades iraníes también expresaron su indignación por el derribo del avión y el intento de enmascarar la causa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar