----------------------------------------------------------------------------------------------------

Piratas cibernéticos de los militares rusos trataron de sustraer correos electrónicos de la firma de energía ucraniana donde Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente estadounidense y precandidato demócrata a las elecciones de este año, Joe Biden, ocupó un puesto en la junta directiva.

El hecho fue anunciado el lunes por la empresa de seguridad informática, Area 1 Security, con sede en California. El objetivo de los agentes rusos fue robar credenciales de acceso de empleados de la compañía de gas Burisma Holdings.

Area 1 Security dijo que identificó el esfuerzo y lo rastreó hasta el Directorio Principal del Alto Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, o GRU, el mismo grupo que se infiltró en el Comité Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos durante la campaña presidencial de 2016.

Este grupo es conocido como «Fancy Bears» por los investigadores de seguridad cibernética.

Burisma Holdings Ltd. ha estado en el centro de la controversia sobre los supuestos intentos del presidente estadounidense Donald Trump de presionar a las autoridades ucranianas a investigar a los Biden por sospechas de corrupción.

«Se puede observar que este ataque comienza a tener muchos paralelos con lo que vimos en 2016”, dijo el director ejecutivo de Area 1, Oren Falkowitz, en una entrevista.

En el reporte de ocho páginas publicado en línea por Area 1 no está claro qué buscaban los hackers o qué podrían haber obtenido. El momento en que se da la operación indica que los agentes rusos podrían estar buscando material que pudiera ser perjudicial para los Biden.

Investigadores de seguridad cibernética dijeron que la operación contra Burisma utilizó tácticas, técnicas y procedimientos que los agentes de GRU han usado repetidamente en otras operaciones.

Según la agencia Reuters, el Ministerio de Defensa de Rusia no respondió de inmediato a una solicitud de comentario y funcionarios de la Agencia de Seguridad Nacional y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos declinaron hacer declaraciones sobre el informe.

Tampoco Burisma respondió a Reuters, pero una fuente cercana a la compañía dijo que su sitio web ha sido blanco de varios intentos de infiltración en los últimos meses.

Los espías rusos han lanzado regularmente ataques cibernéticos contra las firmas ucranianas de energía desde que Rusia dio su apoyo al movimiento separatista en el este de Ucrania en 2014.

Las autoridades de inteligencia de Estados Unidos han emitido advertencias de que Rusia está tratando de intervenir en las elecciones de noviembre de 2020.

Fuente: HD Tecnologia