SpaceX acaba de completar un hito importante en su búsqueda para llevar a los humanos al espacio. La firma privada de vuelos espaciales ha llevado a cabo con éxito una prueba en vuelo del sistema de expulsión de emergencia de la cápsula Crew Dragon, en donde vemos desprenderse la cápsula del cohete Falcon 9 y caer sobre el Atlántico poco después. Como se esperaba, el cohete anfitrión exploto poco después de la expulsión debido al cambio repentino en la aerodinámica y la presión.

Según ha indicado Elon Musk, CEO de la compañía, en general, fue una misión perfecta. Y es que a pesar de que el Falcon 9 haya explotado, es justamente lo que buscaban, para comprobar la efectividad del sistema de expulsión de astronautas. Este sistema precisamente lo que ha conseguido es separar la Crew Dragon del cohete. En el momento en el que se activa la cápsula enciende sus ocho motores Super Draco que le permiten alejarse rápidamente del cohete.

Esta fue la última gran prueba antes de que SpaceX ponga a los humanos a bordo del Crew Dragon y los lleve a la Estación Espacial Internacional. Todavía no hay una fecha específica para ese evento.

Crew Dragon Launch Escape Demonstration



Fuente: HD Tecnologia