----------------------------------------------------------------------------------------------------

El mundo debe prepararse para un aumento en la cifra de desplazados, ya que millones de personas podrían verse expulsadas de sus hogares por el impacto del cambio climático, dijo el martes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En declaraciones a Reuters en la cumbre del Foro Económico Mundial, Filippo Grandi sostuvo que la resolución de la ONU de esta semana implica que quienes huyen de sus hogares como resultado del cambio climático deben ser tratados por los países receptores como refugiados.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU emitió una histórica decisión el lunes en relación con Ioane Teitiota, de la isla de Kiribati, quien presentó un litigio contra Nueva Zelanda después que las autoridades negaron su solicitud de asilo.

«El dictamen dice que si hay una amenaza inmediata a la vida debido al cambio climático, debido a la emergencia climática, y si alguien cruza la frontera y se va a otro país, no debería ser enviado de regreso porque estaría en riesgo de vida, como en una guerra o en una situación de persecución», dijo Grandi.

«Debemos estar preparados para una gran oleada de personas que se mueven contra su voluntad», señaló. «No me aventuraría a hablar sobre números específicos, es demasiado especulativo, pero ciertamente estamos hablando de millones de personas».

Grandi se refirió al acoso sexual en condiciones de situaciones humanitarias. En reunión con funcionarios de UNICEF, declaró: «Todos nosotros en la comunidad de ayuda debemos ser defensores en la prevención del abuso sexual en situaciones humanitarias y en la lucha contra el acoso sexual en el lugar de trabajo».

Entre las causas destacan incendios forestales como los que se observan en Australia, el aumento del nivel del mar que afecta a las islas bajas, la destrucción de cultivos y ganado en el África subsahariana y las inundaciones en todo el mundo, incluso en partes del mundo desarrollado.

Mientras que durante la mayor parte de sus 70 años, la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha trabajado para ayudar a quienes huyen de los países pobres por conflictos, el cambio climático es más indiscriminado, lo que significa que los países ricos pueden convertirse en una fuente creciente de refugiados.

«Es una prueba más de que los movimientos de refugiados y el tema de la migración (…) es un desafío global que no puede limitarse a unos pocos países», dijo Grandi.

Más retos

El Fondo Mundial informó que actualmente combate tres de las enfermedades infecciosas más mortales jamás conocidas: El SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, dijo, en referencia a un programa lanzado en la edición global de 2002.

La entidad mundial dijo estar “recaudando, administrando e invirtiendo los fondos mundiales para derrotar a tres de las enfermedades infecciosas más mortales que se hayan conocido”.

La lucha mundial contra el SIDA, la tuberculosis, la malaria y otras enfermedades infecciosas, señala, ha ayudado a reducir el número de niños que mueren menores de cinco años de 12 millones en 1990 a menos de 6 millones en la actualidad. “Como organización internacional, el Fondo Mundial moviliza e invierte más de $ 4 mil millones al año para apoyar programas dirigidos por expertos locales en más de 100 países”.

El SIDA, la tuberculosis y la malaria son prevenibles y tratables. Además del trabajo que actualmente se realiza para abordar el problema en el terreno, advierte el organismo mundial, la derrota de estas enfermedades infecciosas “requiere un mayor compromiso de más países y sus tomadores de decisiones”.

Hasta 2018, “los programas de salud apoyados por la asociación del Fondo Mundial salvaron 32 millones de vidas”, aseguran.

El número de muertes causadas por el SIDA, la tuberculosis y la malaria cada año se ha reducido en un 40% desde 2002 en los países donde interviene el Fondo Mundial.