European Processor Initiative (EPI) es un proyecto que busca impulsar el desarrollo local de procesadores personalizados, adaptados a los diferentes modelos de uso que la Unión Europea podría necesitar. La primera tarea de EPI es crear un procesador para aplicaciones informáticas de alto rendimiento, como el aprendizaje profundo. El presidente de la junta directiva de EPI, Jean-Marc Denis, habló recientemente con Next Platform y confirmó cierta información sobre los objetivos de diseño y el calendario de lanzamiento.

Se supone que el primer modelo se fabricará con la tecnología EUV de 6 nm de TSMC (TSMC N6 EUV), y estará terminado a finales de 2020 o principios de 2021, con un diseño heterogéneo. Eso significa que en su matriz 2.5D estarán presentes muchas propiedades intelectuales diferentes. El procesador utilizará una CPU ARM personalizada, basada en una iteración “Zeus” del procesador para servidores Neoverse, destinado a tareas de cómputo de uso general, como ejecutar un sistema operativo.

Cuando se trate de chips de propósito especial, EPI incorporará un chip llamado Titan, un procesador basado en RISC-V que usa unidades de procesamiento de vectores y tensores para realizar tareas de IA. Titan utilizará todos los estándares nuevos para el procesamiento de IA, incluidos FP32, FP64, INT8 y bfoat16. El sistema utilizará memoria HBM asignada al procesador Titan, tendrá enlaces DDR5 para la CPU y contará con PCIe 5.0 para las conexiones internas.

Será interesante ver que logra EPI con estos diseños, y si logra independizarse de los gigantes como AMD e Intel, o queda en otro proyecto que nunca progresó.

¿Cómo crees que se comparen estos procesadores frente a los de Intel y AMD?

 

Fuente: TechPowerUp

Fuente: HD Tecnologia