El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu presentarán el martes en la Casa Blanca el esperado plan de paz para Medio Oriente al que califican como «el acuerdo del siglo».

Sin embargo, los palestinos ya lo han rechazado afirmando que la administración Trump tiene una preferencia injusta con Israel, y advierten que podría generar nuevas olas de resistencia.

El presidente Trump dio la bienvenida el lunes al primer ministro israelí Netanyahu y luego de una reunión en la Casa Blanca, ambos líderes prometieron hacer historia el marates con la presentación del plan.

«Y creo que estamos relativamente cerca, pero también tenemos que lograr que otras personas estén de acuerdo con eso. Diré que muchas de las naciones árabes lo han aceptado. Les gusta», dijo Trump.

Por su parte, Netanyahu agradeció al mandatario estadounidense enfatizando en que es el mejor amigo que Israel haya tenido en la Casa Blanca.

«Primero, que el acuerdo del siglo es la oportunidad de un siglo. No vamos a dejarlo pasar», indicó Netanyahu.

Por su parte, el primer ministro palestino Mohammad Shtayyeh, reaccionó con fuertes críticas.

«Este acuerdo, que no se basa en la legalidad internacional ni en el derecho internacional, que también le da a Israel todo lo que quiere a expensas de los derechos nacionales del pueblo palestino, que se materializa en un estado soberano independiente con Jerusalén como su capital, y el derecho de sus refugiados a regresar, no constituye una base para una solución rápida».

Cuando se le preguntó cómo se sienten los palestinos sobre el acuerdo, el presidente Trump expresó su esperanza de que ellos finalmente apoyaran el plan.