El número de personas contagiadas con el coronavirus a nivel mundial ya supera las 6100, con 132 muertes reportadas en China, según informaron las autoridades de salud globales y locales el miércoles.

La cifra de casos del virus en China, desde que la primera persona fue diagnosticada en la ciudad de Wuhan, excede el número total de contagios de la epidemia de SARS en el 2003. El coronavirus se ha propagado ya a 17 países, incluyendo Estados Unidos, Francia y Alemania.

Varias naciones comenzaron el miércoles a evacuar a sus ciudadanos de China. El jueves, un vuelo que transportaba a 201 estadounidenses desde Wuhan aterrizó en California. El brote también ha forzado a varias aerolíneas, incluyendo United y Finnair, a cancelar vuelos desde EE.UU. hacia el país asiático.

La Voz de América habló con la doctora Nathalie MacDermott, profesora de la Universidad Kings’s College en Londres sobre el alcance del brote y el por qué de su rápida expansión.

1.Por cada caso de coronavirus, dos personas más son infectadas

Un estudio de la Universidad Imperial College de Londres encontró que el número de casos nuevos de coronavirus que surgen de cada persona infectada es 2.5. Según la investigación, “la transmisión autosuficiente de humano a humano del nuevo coronavirus (2019-nCov) es la única explicación plausible de la escala del brote en Wuhan”.

Para McDermott, las conclusiones del estudio reflejan que hay un gran número de personas que podrían estar infectadas pero que, como no se sienten tan mal, no acuden a buscar tratamiento médico.

“[La cifra] representa a las personas que podrían tener una versión más leve de la enfermedad y que no se les están haciendo pruebas [para saber saber si tienen] el virus”, dijo la doctora.

2. Se puede propagar aunque la persona infectada no muestre síntomas

A diferencia de otros virus que provocaron grandes epidemias como el SARS y el ébola, el coronavirus puede ser propagado antes de que los síntomas aparezcan —durante el ‘periodo de incubación’—.

Para McDermott esto no es sorprendente ya que hay otros virus, como la gripe, que también tienen esas mismas características. “Sabemos por otros coronavirus que circulan ampliamente en Europa que eso es posible y que la mayoría de los virus respiratorios son transmisores durante el periodo de incubación”, dijo la doctora.

Sin embargo, esta característica hace que los esfuerzos por controlar el virus sean “más desafiantes”, opinó la científica. Una persona que no muestre signos visibles de estar enferma puede contagiar a los demás antes de ser identificada y aislada para su tratamiento.

3. Puede contagiar a cualquiera, pero hay una población en riesgo

El coronavirus puede contagiar “potencialmente” a cualquier persona. Sin embargo, explicó McDermott, las personas de mayor edad, las que sufren de problemas médicos o sistemas inmunes comprometidos “sufren el extremo más severo” del espectro.

“La gran mayoría de las muertes están en ese grupo”, dijo la doctora. “Eso no quiere decir que las personas más jóvenes no puedan sufrir infecciones severas pero no hemos visto muertes en esos grupos de edad o en personas saludables”.

4. La expansión del coronavirus puede abrumar los servicios hospitalarios, trayendo efectos colaterales.

Para la especialista, uno de los mayores factores de riesgo del brote no es el virus como tal sino el “colapso de los sistemas de salud en otros países”. Los servicios de salud en Wuhan ya se están viendo abrumados por la propagación del virus, tanto así que el gobierno anunció que construirá hospitales nuevos para abordar la crisis de salud.

“Es un problema en términos de manejar el virus pero también para tratar otros problemas médicos”, explicó la doctora McDermott.

Podría verse que personas con problemas serios de salud, como afecciones cardiacas, no puedan visitar un hospital y por lo tanto “se vea un incremento en la mortalidad por otras causas médicas simplemente porque [las personas] no pueden ir al médico”, añadió.

Esto sería especialmente problemático en países en vías de desarrollo en donde los sistemas de salud no están equipados para hacer frente a una enfermedad como el coronavirus.