Los más de 200 estadounidenses que fueron evacuados de Wuhan, China, debido al brote de coronavirus permanecerán bajo observación médica durante tres días en una base militar en el sur de California, según un comunicado publicado el miércoles por las autoridades federales de salud,

La nota subraya, no obstante, que estos ciudadanos no se encuentran en cuarentena. «Estas personas no están bajo órdenes federales de cuarentena», dijo el Dr. Chris Braden, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC por sus siglas en inglés.

Según reportó la cadena de noticias NPR, los evacuados aceptaron voluntariamente una «retención» de 72 horas que requiere que se queden en la base como medida de prevención.

Braden dijo que saludó a los pasajeros después de que su vuelo, que hizo escala en Alaska, aterrizara en la Base de la Reserva Aérea March.

«Estaban felices de estar aquí», agregó.

Si bien los pasajeros permanecerán en la base durante tres días, posteriormente serán monitoreados durante los 14 días completos del período de incubación del virus, agregó Braden.

Durante su estadía en la base, los análisis de sangre de los evacuados se enviarán a las instalaciones de los CDC, ubicados en Atlanta, lo que significa que los resultados de sus pruebas deberían estar disponibles dentro del período de 72 horas.

Aumentan medidas de prevención

Mientras tanto, cada vez son más los países que están tomando medidas para prevenir la propagación de este nuevo virus puesto que, según datos revelados por las autoridades chinas, los casos de coronavirus confirmados en el gigante asiático han llegado a los 5.974, superando ya al número de contagios por el SARS, que fueron 5.327 durante el brote de 2002 al 2003.

Kazajistán, por ejemplo, suspendió todos los servicios de aviones, trenes y autobuses a la vecina China y dejó de emitir visas a ciudadanos chinos debido al brote de este virus.

En otras ciudades chinas como Pekín, las autoridades sanitarias están realizando monitoreos de las personas en distintos lugares de aglomeración pública así como en oficinas.

En otras ciudades chinas como Pekín, las autoridades sanitarias están realizando monitoreos de las personas en distintos lugares de aglomeración pública así como en oficinas.

El gobierno anunció la suspensión de todos los trenes a partir del sábado y de todos los vuelos, a partir del lunes, con destino a China. El servicio de autobuses de pasajeros fue suspendido el miércoles. Kazajistán, una nación de Asia Central, comparte una larga frontera con China.

Asimismo, funcionarios de salud australianos anunciaron que el equipo nacional de fútbol femenino chino fue puesto en cuarentena en la ciudad de Brisbane.

La directora de salud del estado de Queensland, Jeannette Young, precisó que 32 personas, incluidos jugadores y personal, viajaron hace una semana a través de la ciudad china de Wuhan, afectada por el virus.

Además, otras aerolíneas han suspendido sus vuelos a China y se ha reducido drásticamente la demanda de pasajeros.

Air Canada suspendió los vuelos directos a Beijing y Shanghai. La aerolínea más grande de Canadá dijo el miércoles que adoptó la medida después de que el gobierno sugirió suspender todos los viajes no esenciales a China.

Air France ha suspendido sus vuelos a Wuhan y limitará los vuelos a Shanghai y Beijing a un vuelo diario a partir del 31 de enero debido a la menor demanda.

Y por último, la aerolínea holandesa KLM anunció que disminuirá la frecuencia de vuelos a varias ciudades chinas durante un mes debido a una caída en las reservas de viaje.