El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, se dirigirá al Consejo de Seguridad de la ONU en un plazo de dos semanas sobre su negativa al acuerdo de paz con Israel, propuesto por Estados Unidos.

En una conferencia de prensa este miércoles, el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansur, hizo el anuncio, aunque no precisó fecha exacta de la visita de Abbas a las Naciones Unidas.

Mansur llamó a la audiencia a observar detenidamente el texto de la propuesta del acuerdo y dijo que “no hubo una sola mención a que el estado palestino sea soberano”.

“La soberanía es para Israel y para nosotros un asunto importante, pero no se menciona (en el acuerdo) el término soberanía”, explicó el diplomático.

Mansur se refirió al posible retorno de los refugiados a los territorios ocupados, pero dijo que “incluso a los que se les da la posibilidad del retorno, no tendrán el derecho a regresar sin un permiso de Israel”.

Otro punto de discordia encontrado por Palestina es referente al Muro de las Lamentaciones, que ha quedado en territorio israelí, lo que ha sido criticado por el diplomático Mansur por estar dividido por un territorio y por un horario para el rezo de los judíos.

“Si miras con detenimiento, ves que es una violación porque están divididos el tiempo y el lugar para los rezos’, afirmó.

El embajador palestino dijo que su equipo ha hecho el mayor esfuerzo al trabajar en el proyecto de resolución para que esté listo a la hora de la llegada del premier israelí Benjamín Netanyahu.

El diplomático dijo que con el acuerdo están implementando el plan sin atender a ambas partes, «¿Cómo es eso una invitación atractiva?», a participar, enfatizó.

Mansur criticó que se autorize o permiten que Israel anexe casi el 40 por ciento del territorio ocupado de inmediato y concluyó que no es una opción atractiva para el Estado Palestino.

El martes el presidente estadounidense Donald Trump anunció el plan de paz con la intención de poner fin al conflicto israelí-palestino, que ha recibido el beneplácito de Israel, pero ha sido rechazado por los palestinos.