Puede que hayas oído hablar de los devastadores incendios forestales que han afectado a enormes extensiones de Australia. Fueron especialmente graves en el verano (algunos siguen ardiendo) y obligaron a las personas a escapar, muchos lo hicieron en sus coches.

En estas condiciones, los coches eléctricos demostraron sus ventajas sobre los coches de combustión interna, según Garry Thorpe, un propietario de Tesla de Canberra. Su model 3 Standard Range+ era lo protegió a él y a su familia de las columnas de humo que hacían el aire irrespirable.

En un grupo de Facebook de propietarios de vehículos eléctricos en Australia contó que estaban en una casa de vacaciones cerca de la costa en Nueva Gales del Sur cuando saltaron las alertas de incendio y trasladaron a todo el mundo cerca de la playa, donde se consideraba más seguro.

En un momento, Garry cuenta que el viento cambió y todo el humo se dirigió hacia ellos. Fue en ese momento cuando teniendo el aire acondicionado encendido (y puesto en recirculación) sin necesidad de tener un motor de combustión interna en funcionamiento no entró “casi nada de humo” en el coche.

También cuenta como podía confiar en su coche eléctrico en esta situación de emergencia y no tenía problemas para mantenerlo cargado. De hecho, cuando todo comenzó, la batería del model 3 estaba cargada en un 90% y pudo mantenerla cargada durante los tres días que duró la emergencia (a pesar de funcionar constantemente el aire acondicionado y de hacer múltiples recados).

Una historia bastante interesante que puede dar a conocer los coches eléctricos.

Vía thedriven.io

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios