El número de muertos por el brote de coronavirus en China continental llegó a 490 el martes, 65 más que el día anterior, dijo el miércoles la Comisión Nacional de Salud del país.

Todas las nuevas muertes ocurrieron en la provincia central de Hubei, el epicentro del brote del virus. En la capital de la región, Wuhan, murieron 49 personas.

En toda China continental, hubo 3,887 nuevas infecciones confirmadas el martes por el diario People, de Pekín, lo que elevó el número total acumulado a 24,324.

La cadena CNN citando a las autoridades sanitarias, informó que en Hubei 12.627 pacientes han sido hospitalizados, “incluidos 771 que se encuentran en estado crítico”.

El número global de casos confirmados de coronavirus ahora supera los 23.000 en 25 países.

En un intento por acallar las críticas, el diario local Cankao Xiaoxi dijo que China ha aumentado la producción de máscaras médicas “en más del doble de la demanda” actual.

Tal como hicieron Estados Unidos y otros países, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña dijo el martes por la noche que fletará otro avión civil para ayudar a los ciudadanos británicos y a sus «dependientes» a abandonar Wuhan el próximo domingo.

«El Ministerio de Asuntos Exteriores está organizando un segundo y último vuelo al Reino Unido con espacio para ayudar a que todos los ciudadanos británicos y sus dependientes que permanecen en Hubei se vayan», dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en un comunicado.