El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, hizo este martes un llamado a los países a enfrentar el peligro del calentamiento global y abordar otros desafíos, a los que llamó “círculos viciosos de nuestros tiempos”.

Guterres dijo que en el 75 aniversario de la ONU, que se celebra este año, se ha propuesto que el organismo mundial escuche lo que se conversa en “todos los rincones del mundo sobre el futuro que queremos y las Naciones Unidas que necesitamos”.

“La inquietud en las calles y las plazas de todo el mundo es la prueba de que la gente quiere que la escuchen (…) que sus líderes respondan a sus ansiedades con respuestas”, afirmó.

Guterres dijo que los conflictos agobian al planeta en círculos viciosos que los hacen más letales y crean un sentimiento de inestabilidad y tensiones que vuelven todo “más impredecible e incontrolable, con un riesgo más elevado de errores de cálculo”.

“Cuando las economías fallan, la pobreza se mantiene arraigada. Cuando el futuro luce desalentador, las narrativas populistas y étnicas se hacen atractivas. Y cuando la inestabilidad aumenta, se secan las inversiones y el desarrollo se estanca”, dijo Guterres.

“Cuando persisten los conflictos armados, las sociedades llegan a momentos críticos. Cuando los gobiernos se debilitan, los terroristas se fortalecen, aprovechando el vacío”, agregó.

Para ello, prometió que en este año presionará para “estimular un resurgimiento de la diplomacia por la paz”.

El otro círculo vicioso, dijo el secretario general, es la exacerbación de la crisis climática.

Los océanos se calientan, el hielo se derrite, los niveles del mar aumentan y más agua se evapora, amenazando las ciudades costeras y los deltas, advirtió.

Mientras tanto, el permafrost desaparece, y la tundra se derrite antes de lo debido, permitiendo que grandes cantidades de metano entren en la atmósfera y se acelere el calentamiento global.

Guterres mencionó una nueva alerta de crisis climática divulgada este martes por la Organización Meteorológica Mundial que dice que las concentraciones de dióxido de carbono llegarán a nuevos máximos en 2020.

“El desafío para la conferencia sobre el clima en Glasgow es claro: todos los países tienen que demostrar más ambiciones de adaptación, mitigación y financiamiento, y los grandes emisores tienen que liderar el camino”, dijo.

Opinó que “hay que tasar al carbón y eliminar los subsidios a los combustibles fósiles. La adicción al carbón sigue siendo muy peligrosa”.

“Tenemos que mantener la presión para romper el círculo vicioso que está propulsando a la humanidad y a la naturaleza hasta un punto sin regreso. Ahora el momento de romper el círculo vicioso de la pobreza y la desigualdad y dar forma a una globalización justa que no deje a nadie atrás”, sentenció el secretario general de la ONU.

(Colaboración: Celia Mendoza y Waldo Serrano)