En la actualidad, los cambios climáticos están comenzado a notarse con mayor frecuencia y poder en el mundo, por lo que científicos y proteccionistas están en la búsqueda de más y mejores alternativas en diferentes ámbitos que contribuyan a seguir mejorando nuestras vidas, pero sin ocasionar un impacto negativo en el planeta. Y allí entran las bolsas H2OK.

Las bolsas hidrosolubles H2OK, biodegradables y compostables, son una alternativa eficaz para continuar haciendo uso de sacos, pero sin generar problemas a largo plazo en el medio ambiente como suelen ocasionar los plásticos tradicionales.

¿Qué hace a estas bolsas H2OK diferentes de las usuales y otras también biodegradables? Este tipo de producto se caracteriza primordialmente por disolverse rápidamente en agua caliente y biodegradarse en este ámbito. 

En tan solo unos segundos, las H2OK pueden desintegrarse en aguas que alcancen temperaturas que van desde los 60º C en adelante, mientras que en agua fría su tiempo disolución será más prolongado y dependerá de diversos factores como temperatura, composición –dulce o salada-, volumen, y algunas características propias de la bolsa, entre ellas el grosor. 

Son resistentes, pueden soportar lluvias moderadas, alimentos congelados hasta 90 minutos aproximadamente, sin sufrir daños. Otra particularidad a destacar es ser re-utilizables si no tienen contacto con el agua. 

Características.

Existen varias características que hacen de estas bolsas una gran opción para comenzar a utilizar y no dañar el ecosistema. Fabricadas con alcohol polivinílico (PVA) –un polímero sintético- y almidón vegetal, tienen como cualidades importantes:

  1. Ser biodegradables e hidrosolubles. El hecho de poder ser disueltas en agua y biodegradables al mismo tiempo permite que, si por alguna razón llegan al mar, se desintegren sin causar daños al ecosistema. Al disolverse, gracias a la acción de microorganismos, se convierten en H2O, CO2 y biomasa. 
  2. Compostables. Permite que, tras biodegradarse su resultado pueda convertirse en composta por la mano del hombre, es decir, en abono orgánico.
  3. No generan microplásticos ni son tóxicas. Las H2OK son bolsas libres de Polietileno (PE) y Polipropileno (PP), esto las hace seguras a nivel ecológico pues no generan toxicidad ni microplásticos. 
  4. Rápida disolución. Su disolución en el agua caliente es rápida – segundos-, mientras que en fría pueden demorar más. A nivel compostable son más rápidas que otras con similares características que pueden tardar años en desintegrarse. 

Lo importante y lo que las diferencia de otras bolsas compostables, es que si no llegan a una planta de compostaje industrial, no generarán problemas porque se disolverán e iniciarán su proceso de biodegradación existiendo contacto con el agua. 

  1.  Extrafuertes. Soportan peso y ambientes variados, siendo reutilizables si no han estado en contacto con el agua. Por ser fabricadas con PVA, son más elásticas y resistentes que las bolsas tradicionales. 

¿Cómo usarlas y desecharlas?

Las H2OK cumplen la función de cualquier bolsa plástica tradicional. Sus formatos estándar son: supermercado, troqueladas, planas-textil, residuos secos y de empaquetados. 

Existen en diferentes tamaños y colores, y como cualquier otra bolsa, no se aconseja que sean empleadas por niños por precaución a posibles asfixias. 

En el hogar pueden ser desechadas, previa disolución en agua caliente, a través de las tuberías de agua. El resultado es una solución acuosa no tóxica. 

También pueden ser descartadas en la basura orgánica para posteriormente compostarse o en la mixta – sin separación de residuos-.

Como cualquier tipo de residuos no es aconsejable ser desecharlo en mares, lagos, ríos u otros sistemas de acuáticos, salvo aplicando acciones previas de disolución de forma responsable. También pueden eliminarse utilizando los métodos de residuos tradicionales aplicados a cualquier otra bolsa. En el hipotético caso de ser arrojadas en ambiente acuático no representarán un daño a la ecología marina por sus propiedades físicoquímicas. 

Sin duda alguna, una alternativa ecológica que puede representar un cambio importante en contraposición a las bolsas tradicionales que tardan más de 50 años en degradarse. 

¿Qué esperas a usar este producto amigable con el planeta?

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios