Finalizada en marzo de 2019, esta casa modular en Amagansett, Long Island, tiene cocina, cuatro dormitorios y tres baños en 548 metros cuadrados. Para construir la parte principal de la estructura se usaron cuatro contenedores marítimos de 40 por 8 pies, dos colocados uno al lado del otro y dos más apilados encima. El interior se dejó diáfano para crear un espacio interior mayor. Todo el edificio se instaló en dos días y se completó en dos meses.

La firma de arquitectura de Nueva York, MB Architecture, es la responsable del proyecto. Situada en un terreno triangular y boscoso, han transformado 4 contenedores marítimos en una casa de fin de semana con un gran espacio exterior y suficiente espacio para una piscina, aprovechando las hermosas vistas y mucha luz natural.

Además de la limitación del propio terreno pare la construcción, los clientes también tenían un presupuesto limitado, que, una vez terminada la obra, resultó ser mucho menor que el proyectado originalmente. Los contenedores marítimos fueron solución perfecta, reduciendo significativamente los costes y ofreciendo al mismo tiempo una estrategia de diseño única. MB Arquitectura propuso prefabricar el edificio fuera de la obra y reducir el coste del transporte.

Los diseñadores instalaron una amplia escalera, que ocupaba el ancho de un solo contenedor, y extendieron el alto techo de la sala de estar para crear una zona de entrada que diera al patio trasero. Se añadieron ventanas de suelo a techo y de pared a pared para aprovechar la luz natural y proporcionar unas vistas impresionantes y una amplia zona exterior.

Se colocó estratégicamente una casa de huéspedes de dos dormitorios, lejos de la estructura principal, para crear un patio entre los dos edificios, haciendo que la propiedad pareciera más grande.

Más información: MB Architecture

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios