Egipto dejó libre el viernes a un activista prodemocracia que pasó más de cuatro años en prisión y saltó a la fama por ser una de las caras de la Primavera Árabe de 2011 en el país, informó su abogada.

Ramy Sayed, de 31 años, había coordinado movilizaciones para el grupo juvenil 6 de Abril, que ayudó a catalizar el movimiento de protesta en el país, donde derrocó al autocrático presidente Hosni Mubarak.

Sayed fue condenado en octubre de 2015 por participar en una manifestación no autorizada, además de por otros cargos relacionados, como disturbios y alteración de la paz. Un tribunal penal de El Cairo le condenó a 10 años en prisión, explicó la abogada May Hamed.

“Cuatro años y medio en prisión con cargos vacíos en su contra; él no pensaba que fuese a quedar libre nunca”, agregó Hamed, señalando que Sayed regresó a su domicilio familiar en la capital egipcia el viernes.

El gobierno impuso un estricto veto a las movilizaciones púbicas luego de la llegada de Abdul Fatá el Sisi a la presidencia en 2013.

El indulto a Sayed, emitido la semana pasada, se incluyó dentro de habitual liberación de presos por el Día de la Policía, un feriado que coincide con el aniversario del levantamiento de 2011.