Cuatro miembros del ejército chino fueron acusados de acceder ilegalmente a la red interna de la compañía de evaluación de riesgo crediticio Equifax para robar secretos comerciales e información personal de ciudadanos estadounidenses, indicaron este lunes fuentes policiales.

El robo de información a Equifax en el 2017, uno de los más grandes en la historia, resultó en la sustracción de los nombres, fechas de nacimiento y números de la Seguridad Social de unos 145 millones de estadounidenes y de los datos de las licencias de conducir de otros 10 millones.

“La escala del robo fue asombrosa”, dijo el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, en una rueda de prensa celebrada este lunes en Washington.

“Este robo -agregó Barr- no solo causó un daño económico significativo a Equifax, sino que supuso ademas la invasión de la privacidad de muchos millones de estadounidenses, y causó costos significativos y problemas a aquellos que no habían tomado medidas para protegerse del robo de identidad”.

Los cuatro acusados son miembros del 54 Instituto de Investigación del Ejército Popular de Liberación Chino, según la demanda presentada en el Distrito Norte del estado de Georgia, que incluye un total de nueve cargos. Los acusados fueron identificados como Wu Zhiyong, Wang Qian, Xu Ke and Liu Lei y se les acusa de conspiración para cometer fraude informático y conspiración para cometer espionaje económico y fraude.

Por el momento, ninguno de los acusados ha sido arrestado.

El Departamento de Justicia normalmente no acusa penalmente a miembros de los ejércitos o servicios de inteligencia de otros países. Esta es solo la segunda vez que fiscales federales presentan cargos criminales contra militares chinos. Se produce en un momento de creciente preocupación en Washington debido el espionaje económico y al robo de propiedad intelectual por parte de agentes del país asiático.

En el 2014, el Departamento de Justicia encausó a cinco miembros del ejército chino dedicados a espionaje cibernético por robar información comercial de compañías estadounidenses y asociaciones de negocios.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) está realizado unas mil investigaciones de supuestos robos chinos de propiedad intelectual estadounidense, por lo que se esperan nuevas acusaciones contra individuos y compañías chinas durante este año, adelantaron la semana pasada las autoridades estadounidenses.

Equifax dijo en un comunicado que ha realizado “progresos e inversiones significativas» en los últimos dos años para proteger la información de sus clientes. Entre el 2018 y el 2020, la compañía ha gastado 1,250 millones de dólares en mayor seguridad y mejor tecnología, dijo su presidente Mark W Begor.