Imagen: Curioso – Shutterstock.

Los científicos que trabajan en la Antártida han registrado, por primera vez, agua inusualmente caliente bajo un glaciar del tamaño de Florida que ya se está derritiendo y aumentando el nivel del mar.

Los investigadores, que trabajan en el glaciar Thwaites, registraron temperaturas del agua en la base del hielo de más de 2 ºC por encima del punto de congelación normal. Lo preocupante es que las mediciones se tomaron en la línea de tierra del glaciar, el área donde pasa de descansar sobre el lecho de roca a extenderse en el mar como plataformas de hielo.

No está claro a qué velocidad se está debilitando el glaciar: Algunos estudios han pronosticado su colapso total en un siglo y otros en unas pocas décadas. La presencia de agua caliente en la línea de tierra puede confirmar las estimaciones en el margen más corto.

Esto es importante porque el Thwaites, junto con el Glaciar de Pine Island y otro cierto número de glaciares más pequeños, actúa como un freno en parte de la capa de hielo mucho más grande de la Antártida Occidental. Juntos, los dos glaciares más grandes están reteniendo actualmente hielo que, si se derritiera, elevaría los océanos del mundo en más de un metro, una cantidad de agua que dejaría a muchas ciudades costeras bajo el agua.

Las aguas cálidas de esta parte del mundo, por muy remotas que parezcan, deberían servirnos de advertencia a todos sobre los posibles y graves efectos del cambio climático en el planeta.

David Holland, investigador principal de la expedición y director del Laboratorio de Dinámica de Fluidos Ambientales de la Universidad de Nueva York.

Los científicos ya habían alertado anteriormente sobre la presencia de agua caliente que derrite a los Thwaites por abajo. Esta es la primera vez, sin embargo, que se han medido las aguas cálidas en la línea de tierra del glaciar.

Para estudiar la actividad debajo del glaciar, el equipo del Dr. Holland perforó un pozo de unos 30 cm de ancho y 600 m de profundidad. Se espera que los resultados del estudio se publiquen en marzo. La expedición fue parte de la Colaboración Internacional del Glaciar Thwaites.

Si bien los científicos aún no pueden preveer con exactitud cuándo se derretirán glaciares como el Thwaites, el cambio climático provocado por el hombre es un factor clave.

Más información: www.nytimes.com

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios