Bill Gates compró el primer superyate del mundo propulsado por hidrógeno bautizado como Aqua. Es un barco único que cuesta alrededor de 644 millones de dólares, o unos 588 millones de euros. Este yate de hidrógeno fue presentado el año pasado en el salón náutico de Munich y tiene 112 metros de largo. Hay de todo a bordo, incluyendo una piscina interior, un helipuerto, un spa y un gimnasio.

31 miembros de la tripulación y hasta 14 invitados pueden embarcar. Dejando de lado el lujo, este superyate se caracteriza por un guiño al medio ambiente.

Incorpora dos tanques de hidrógeno líquido bajo las cubiertas. Gracias a la tecnología de células de combustible, este se convierte en energía para alimentar los motores eléctricos a bordo.

El rendimiento del superyate no es récord en términos de velocidad, ya que puede alcanzar una velocidad máxima de 17 nudos, es decir, unos 32 km/h.

La autonomía, sin embargo, es muy buena ya que se puede viajar hasta 6.000 km. Teóricamente sería posible partir de Londres y llegar a Nueva York sin emitir ninguna emisión contaminante.

Sin embargo, las estaciones de repostaje de hidrógeno son muy pocas, así que este impresionante barco está equipado con un motor diesel de reserva para poder llegar al puerto en caso de agotarse el hidrógeno. En teoría estará surcando los mares antes de 2024.

Bill Gates, cofundador de Microsoft, se ha interesado desde hace mucho tiempo por los combustibles alternativos y las nuevas tecnologías que limitan las emisiones contaminantes de la industria y el transporte. Una inversión con la que Gates pretende afirmar, probablemente, que para viajar en barco no es necesario contaminar.

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios