Un funcionario estadounidense de alto rango dijo el viernes que Estados Unidos y los talibanes alcanzaron un acuerdo de tregua que entrará en vigencia «muy pronto» y podría conducir a la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán.

El funcionario dijo que el acuerdo para una «reducción de la violencia» de siete días, seguido por el inicio de las conversaciones de paz con todos los afganos dentro de 10 días, es «muy específico» y cubre todo el país, incluidas las fuerzas afganas.

Los acontecimientos se producen cuando el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, y el secretario de Defensa, Mark Esper, se reunieron el viernes en Munich, Alemania, con el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani. Hablaron al margen de un foro de seguridad internacional en Munich.

Se había anticipado ampliamente una tregua, y el presidente Donald Trump aceptó en principio el acuerdo, que podría conducir al inicio de retiros significativos de tropas estadounidenses de Afganistán, según funcionarios estadounidenses.

Los últimos detalles fueron elaborados en días recientes por el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, y representantes talibanes en Doha, Qatar. Khalilzad estuvo en Munich y asistió a la reunión de Pompeo y Esper al igual que el general Scott Miller, el comandante de la fuerza internacional liderada por Estados Unidos en Afganistán.

Las personas familiarizadas con los esquemas del plan dicen que llama a la conclusión exitosa de la tregua de una semana que debe seguirse dentro de los 10 días por el comienzo de las negociaciones con todos los afganos para establecer el mapa de ruta para el futuro político del país.

Las autoridades estadounidenses han descartado las afirmaciones de que un ultimátum talibán forzó su accionar. Y señalaron que, a pesar de la promesa de campaña de Trump de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán y de otros lugares, el presidente republicano ha rechazado acuerdos anteriores que parecían cercanos en respuesta a los ataques contra las fuerzas estadounidenses.