----------------------------------------------------------------------------------------------------

Estados Unidos está evacuando a los estadounidenses del crucero Diamond Princess, atrapados en la nave desde el 3 de febrero en el puerto de Yokohama, en Japón, por una cuarentena obligatoria a causa del nuevo coronavirus.

La noticia se conoce cuando por tercer día, informes de China continental muestran una reducción en nuevos casos de virus a 2.009 y el total de muertes aumenta en 142 a 1,665.

Se han confirmado 356 casos del virus a bordo, 70 de ellos, este domingo según CNN. Es la mayor concentración de nuevos casos del coronavirus fuera de la China continental.

Hay unas 3.600 personas en cuarentena en el barco, de los cuales unos 1.000 son tripulantes. De los 400 estadounidenses a bordo, hay 46 casos confirmados del virus hasta el momento.

Algunos pasajeros exhaustos citados por CNN expresaron ira por la tardía decisión de Estados Unidos de evacuarlos ya que creen que su traslado podría retrasar su capacidad de regresar a la normalidad.

Luego de haber apoyado la decisión de cuarentena en el barco para todos los pasajeros, el gobierno estadounidenses anunció a sus ciudadanos por medio de su Embajada en Tokio, el sábado por la tarde, que este domingo comenzaría las evacuaciones para todos aquellos que estuvieran libres de síntomas.

El plan de evacuación indica que podrán viajar a EE.UU. – sin pasar por una prueba de detección del virus– y al llegar al país, tendrán que someterse a otros 14 días de cuarentena, antes de volver a sus hogares.

Karey Mansicalco, propietaria de una compañía de bienes raíces en Utah, quien está con su familia en el Diamond Princess, dijo a CNN particularmente molesta, que la nueva cuarentena en Estados Unidos le costará otros $ 50.000 además de los gastos y las pérdidas ocasionadas por el viaje y la cuarentena desde principios de mes.

«Es como una sentencia de prisión por algo que no hice», dijo.

El hecho de viajar en grupo en un avión con otras personas que hasta ahora no han presentado síntomas también tiene preocupados a otros pasajeros estadounidenses. Washington les ha dado la opción de permanecer en Japón durante 14 días, a la espera de que no presenten síntomas y puedan volver al país.

El gobierno de Japón ha anunciado que el 18 de febrero realizará pruebas de detección a todos los pasajeros en el barco y el 24 de febrero iniciará el desembarco de éstos, pero la tripulación debe permanecer en cuarentena 14 días más en el crucero.

Princess Cruises ha informado que el barco ha sido retirado de operación hasta el 20 de abril y pidió a las personas que hayan contratado cruceros durante los días que dure la cuarentena extendida en la nave, que contacten a la compañía.