Los organizadores del maratón de Tokio decidieron cancelar las entradas del público en general para el evento programado para el 1 de marzo debido al brote de coronavirus, informó el lunes el periódico Tokyo Shimbun.

La medida afecta a 38,000 atletas populares, que tenían pensado correr el evento de categoría mundial -el más grande de Japón y toda Asia- pero las autoridades decidieron reservarlo para los atletas de élite y competidores en silla de ruedas.

En enero pasado el comité organizador del evento había conformado un panel de expertos médicos para diseñar medidas de seguridad y manejar algunas formas de evitar una mayor propagación del nuevo coronavirus, pero este lunes se anunció esta noticia.

En enero, el Comité Olímpico Internacional reubicó el torneo de clasificación de boxeo de Tokio 2020 para la región asiática y oceánica, que originalmente estaba programado entre los días 3 y 14 de febrero, para la capital jordana de Ammán.

La clasificación de fútbol olímpico femenino, programada para efectuarse entre el 3 y 9 de febrero se trasladó de Wuhan, la ciudad en el epicentro del brote, a Australia.

Los juegos de la Liga de Campeones de Asia, que involucran a clubes futbolísticos chinos, incluidos varios programados para realizarse en Japón, se han retrasado para los meses de abril y mayo.

El Gran Premio de Fórmula Uno de Shanghai, originalmente programado para el 19 de abril, también ha sido pospuesto.

Tecnológica con pérdidas

La compañía Apple también informó sobre las afectaciones que la propagación del coronavirus ha causado en su producción.

Las instalaciones de fabricación de Apple en China han comenzado a reabrir, pero están aumentando más lentamente de lo esperado, dijo la empresa en un comunicado a sus inversores.

Los suministros globales de los iPhones de Apple serán limitados, a medida que los sitios trabajen para operar a plena capacidad, dijo la compañía, citada por Reuters.

«La escasez de suministro de iPhone afectará temporalmente los ingresos en todo el mundo», anunció el gigante tecnológico.

En enero, Apple pronosticó que tendría unos ingresos de 63 mil millones de dólares a 67 mil millones en para el segundo trimestre que termina en marzo, pero las estimaciones son de 62.4 mil millones.