La epidemia de coronavirus CORVID-19 aparecida en enero continuaba este lunes trastornando la economía, el comercio y los viajes internacionales, mientras que la cifra de muertos ascendió en China a 1.770 y el número de casos a 70.548.

China informó que alrededor de 11.000 personas que contrajeron el virus ya se han recuperado de la enfermedad.

Fuera de China se han registrado más de 500 casos, en su mayoría de personas que viajaron de ciudades chinas, y se han confirmado cinco muertos: en Japón, Hong Kong, Filipinas, Francia y Taiwán.

El grueso de los casos fuera de China han sido pasajeros del crucero Diamond Princess, anclado en cuarentena desde hace más de una semana en el puerto japonés de Yokohama, donde se han detectado hasta la fecha 474 infectados.

Estados Unidos fue el primer país que decidió evacuar a sus ciudadanos del crucero este fin de semana. Dos aviones con 328 estadounidenses ya llegaron a territorio estadounidense, donde serán puestos en una nueva cuarentena por 14 días.

Otras naciones ya anunciaron planes de repatriar a sus ciudadanos del crucero.

Mientras tanto, una delegación de expertos de la Organización Mundial de la Salud visitará Beijing y las provincias de Guangdong y Sichuan a partir de este lunes 17 de febrero.

Las autoridades chinas dicen que la estabilización del número de casos nuevos es una señal de que las medidas que han tomado para frenar la propagación del virus están surtiendo efecto.

Sin embargo, los epidemiólogos señalan que es muy pronto para decir si el brote ya ha sido contenido dentro de China y en la provincia central de Hubei, donde apareció el primer caso del coronavirus.

Trabajadores médicos fuertemente protegidos atienden a pacientes de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, el 17 de febrero de 2020.

Trabajadores médicos fuertemente protegidos atienden a pacientes de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, el 17 de febrero de 2020.

Efectos de la epidemia

Por lo pronto, los efectos de la epidemia siguen influyendo en casi todos los aspectos de las actividades globales.

En China, decenas de millones de personas se mantienen en cuarentena en varias ciudades del país y el movimiento es lento en las empresas y comercios que han ido abriendo paulatinamente después de una extensión del feriado del Año Nuevo Lunar a finales de enero.

Las autoridades de Beijing estudian también si aplazar su congreso anual legislativo de marzo, la cita política más importante del año.

En Japón, se han limitado las multitudes públicas en Tokio, se cancelaron las celebraciones por el cumpleaños del emperador y se restringió la participación en el maratón de Tokio del mes próximo a corredores profesionales.

Singapur redujo este lunes su pronóstico de crecimiento y de exportaciones de 2020 debido al golpe económico por el brote de coronavirus, y hasta podría caer en una recesión en lo que va de año.

Las bolsas globales, sin embargo, registraban ganancias este lunes, alentadas por las promesas de más estímulos para contrarrestar los efectos económicos causados por el coronavirus.