Exitosa reunión se cumplió este lunes en Bogotá entre la Veeduría Ciudadana Vial del Meta y los directivos de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), donde quedó el compromiso de instalar en Villavicencio la mesa de trabajo para buscar soluciones sobre el alza de los peajes en la vía al Llano, y trabajar en equipo con gremios, ciudadanía y veedores.

 

Por la veeduría estaban el presidente, Giovanni Angulo Gómez y el veedor, Oscar Eduardo Castañeda Andrade, mientras que por la ANI encabezó el grupo el vicepresidente Ejecutivo, Carlos Alberto García Montes, acompañado de otros directivos, con el respaldo del presidente, Manuel Felipe Gutiérrez Torres.

 

La Veeduría Vial del Meta explicó sobre la inconveniencia de incrementar el valor de los peajes, sustentando su negativa en que podría desestimularse el uso de la vía, especialmente con el turismo; también en la posible inflación, porque el consumidor final tendrá que pagar esa tarifa adicional.

 

Al incrementarse los costos de producción se estaría incentivando el desempleo; además el Meta no sería competitivo, teniendo en cuenta que todavía sigue lesionado por tantos meses de cierre en la carretera, y hasta ahora hay una dinámica favorable para todos.

 

Finalmente la veeduría expuso sobre el rechazo social del incremento, debido que los usuarios del corredor vial ven obras inconclusas, otras no están en servicio, tienen que rehacerse porque se derrumbaron o hay incumplimiento en el cronograma de obras.

 

 

 

Angulo Gómez agradeció la buena disposición de los directivos de la ANI, quienes al escuchar los planteamientos de los veedores pactaron la instalación en Villavicencio de la mesa de trabajo, con el fin de analizar el impacto económico de la medida, y entre todos poder preparar alguna solución que favorezca a las partes.

 

La Veeduría Vial del Meta reiteró al Gobierno Nacional la necesidad de escuchar a la ciudadanía, cuando deba tomarse alguna decisión, principalmente las de carácter económico.

 

De acuerdo con la Concesión Vial Andina (Coviandina) el incremento en los peajes de la vía a Bogotá está aplazado desde hace 3 años. En 2018 por la caída del puente Chirajara (2%), luego en 2019 los derrumbes en el kilómetro 58 (3%) y este año 2020 está previsto aumentar lo consignado en la resolución 1131 del 28 de abril de 2015 (3%).

 

La concesión considera que debe hacerse el incremento porque al mes de enero de 2020, los viajeros se pueden movilizar por el kilómetro 58, se entregaron 10 kilómetros del tramo Chirajara – Fundadores y se solucionó la movilidad en Quebradablanca.