China informó una caída dramática en nuevos casos en la provincia de Hubei, el corazón del brote de coronavirus, mientras que los científicos informaron que el nuevo virus puede propagarse aún más fácilmente de lo que se creía anteriormente.

Hubei, en el centro de China, tuvo 349 nuevos casos confirmados el miércoles, por debajo de 1.693 un día antes y el más bajo desde el 25 de enero. El número de muertes aumentó en 108, por debajo del 132 del día anterior, llegando a un total en China de más de 2.100 muertes y 74.000. casos.

Las nuevas cifras incluyen unos 279 casos menos en la provincia que no fueron confirmados, un número mayor de lo habitual. No se dio ninguna explicación. Excluyendo las deducciones, el número de casos nuevos el miércoles fue de 628, todavía una gran caída.

Corea del Sur: 31 casos nuevos

Entretanto, Corea del Sur informó el jueves 31 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el número de personas infectadas en el país a 82, dijeron en un comunicado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (KCDC) de Corea.

De los nuevos casos, 23 fueron atribuidos a los servicios de una iglesia a la que un paciente de 61 años que dio positivo había asistido en la ciudad central de Daegu, dijo la agencia.

El miércoles, la Iglesia Shincheonji publicó una declaración en su sitio web confirmando que 10 de sus miembros estaban infectados por la mujer, que había asistido a los servicios.

Desembarcan más pasajeros de crucero Diamond Princess

Un segundo grupo de alrededor de 600 pasajeros japoneses y extranjeros del crucero afectado por el coronavirus y atracado cerca de Tokio estaba programado para desembarcar el jueves después de dos semanas en cuarentena a bordo, a medida que aumentaban las críticas al manejo de Japón del brote.

Más de 620 de los pasajeros del transatlántico Diamond Princess se infectaron en el barco, que ha estado en cuarentena desde el 3 de febrero, inicialmente con unas 3.700 personas a bordo.

La rápida propagación de la enfermedad (Japón tiene más de la mitad de los casos conocidos fuera de China) ha provocado críticas a las autoridades pocos meses antes de los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio.

Unos 500 pasajeros debían desembarcar el jueves, mientras que otras 100 personas debían partir para vuelos fletados a casa, dijo el jueves un funcionario del Ministerio de Salud.

Un lote inicial de pasajeros que dieron negativo y no mostraron síntomas desembarcó el miércoles. Aquellos que han compartido una habitación con personas que dieron positivo deben permanecer a bordo por más tiempo, al igual que la tripulación.

Más de 150 pasajeros australianos llegaron a casa después de una salida antes del amanecer desde el aeropuerto Haneda de Tokio. Se enfrentan a otra cuarentena de 14 días.

Los autobuses escoltados por los coches de la policía transportaron a los pasajeros australianos desde Yokohama al aeropuerto Haneda de Tokio a última hora del miércoles. Los autobuses condujeron a los australianos directamente a la pista, donde abordaron el avión fletado por el gobierno.

Algunos pasajeros de Hong Kong también se fueron a sus casas, mientras que los canadienses debían partir en un vuelo charter más tarde el jueves.