----------------------------------------------------------------------------------------------------

Corea del Sur reportó el viernes 52 nuevos casos confirmados de infección con coronavirus, elevando el total a 156.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país informaron que 41 de los 52 casos se reportaron en la ciudad suroriental de Daegu y en la región circundante, que recientemente ha registrado un aumento repentino en los casos del nuevo coronavirus.

Horas antes, el gobierno surcoreano declaró el área como una “zona de gestión especial”, debido a la forma en que la enfermedad denominada COVID-19 se está propagando allí.

El primer ministro Chung Se-kyun dijo que el gobierno nacional concentrará su apoyo en la región para aliviar la escasez de camas, personal médico y equipo.

Un mes después de que inició el brote del nuevo coronavirus, “hemos entrado a una fase de emergencia”, comentó Chung. “Nuestras labores hasta ahora se habían enfocado en impedir que la enfermedad ingresara al país. Pero ahora cambiaremos el enfoque para evitar que la enfermedad se propague en las comunidades locales”, señaló.

Las autoridades de Seúl también prohibieron los mítines en las principales zonas del centro de la ciudad como parte de las labores para combatir el brote viral.

En tanto, el alcalde de Daegu, Kwon Young-jin, pidió el jueves a los 2.5 millones de habitantes de la ciudad quedarse en casa y portar mascarillas incluso en espacios cerrados.

En la ciudad de Daegu y zonas aledañas se habían confirmado el miércoles y jueves 69 casos de personas que desarrollaron la enfermedad denominada COVID-19, así como la primera muerte en el país debido al virus, un aumento repentino que desató temores de que el brote se esté saliendo de control.