El martes, el cantante de ópera Plácido Domingo ofreció disculpas a las mujeres que lo acusaron de acoso sexual, después de que una investigación realizada por el Gremio Americano de Artistas Musicales concluyó que él se comportó de manera inapropiada con artistas mujeres.

Domingo, una de las estrellas de ópera más célebres de la era moderna, dijo en un comunicado que pasó varios meses reflexionando sobre las acusaciones hechas por sus colegas.

Más de tres decenas de cantantes, bailarines, músicos, profesores de voz y personal detrás del escenario han dicho que presenciaron o experimentaron un comportamiento inapropiado por parte del cantante español de 79 años hacia mujeres en diferentes teatros de ópera en las últimas tres décadas.

En septiembre pasado, el American Guild of Musical Artists (AGMA), el sindicato que representa a artistas y productores en teatros de ópera y salas de conciertos en todo Estados Unidos, contrató a un ex fiscal para investigar las acusaciones.

El sindicato, al cual Domingo pertenece, anunció sus hallazgos el martes.

‘La investigación concluyó que el Sr. Domingo, de hecho, se había involucrado en actividades inapropiadas, que van desde el coqueteo hasta los avances sexuales, dentro y fuera del lugar de trabajo’, dijo el comunicado. ‘Muchos de los testigos expresaron temor a represalias en la industria como su razón para no presentarse antes’.

Domingo dijo en su declaración que ‘ahora entiende el miedo de las mujeres’.

‘Si bien esa nunca fue mi intención, nadie debería sentirse de esa manera’, dijo. Estoy comprometido a afectar el cambio positivo en la industria de la ópera para que nadie más tenga la misma experiencia’.

El sindicato no hizo público su informe completo. Su junta de gobernadores tomará ‘medidas apropiadas’, según el comunicado del sindicato. La portavoz del sindicato, Alicia Cook, no dio a conocer qué medidas tomaría respecto a Domingo.

Domingo había disputado las acusaciones cuando Associated Press (AP) las informó por primera vez el año pasado, lo que le obligó a cortar los lazos con algunas de las instituciones musicales más importantes de Estados Unidos.

Después del informe, Domingo renunció como gerente general de la Ópera de Los Ángeles y dejó de desempeñar el papel principal en ‘Macbeth’ de Verdi en la Metropolitan Opera de Nueva York.

Las acusaciones tuvieron menos impacto en su carrera en Europa, y aún debía cantar y actuar en presentaciones en Viena, Madrid, Londres, Moscú y Hamburgo en los próximos meses, según su sitio web.

El Teatro Real de Madrid y la Royal Opera House de Londres confirmaron que Domingo aparecería en sus escenarios para ‘La Traviata’ y ‘Don Carlo’ este año. El Teatro la Scala de Milán, donde Domingo tiene previsto participar en ‘La Traviata’, en noviembre, declinó hacer comentarios.

La Ópera Estatal de Hamburgo, donde Domingo está reservado para marzo, dijo que tomó las denuncias sobre Domingo ‘muy en serio’. Michael Bellgardt, portavoz de la ópera, dijo que sus colegas ‘también intercambiarán información con las otras instituciones en Europa y luego se hará pública’.