Al menos 19 personas han muerto en Nueva Delhi durante los violentos enfrentamientos entre grupos hindúes y musulmanes por una nueva ley de ciudadanía, según dijo a Reuters un representante de las autoridades sanitarias, aunque el miércoles había una calma tensa en las zonas afectadas por los disturbios.

“Hay 15 pacientes en estado crítico”, dijo a Reuters un representante del hospital de Guru Teg Bahadur, agregando que un total de 19 personas ya habían muerto en las instalaciones.

La policía ha utilizado gases lacrimógenos y granadas de humo, pero se han encontrado con dificultades para dispersar a las multitudes que han lanzado piedras desde que se desató la espiral de violencia del lunes.

Los enfrentamientos, que coincidieron con la visita a la India del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estallaron entre miles de personas que se manifestaban a favor y en contra de la nueva ley de ciudadanía introducida por el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi.

La capital de la India ha sido el epicentro de los disturbios contra la Ley de Ciudadanía, que facilita la obtención de la nacionalidad india a personas no musulmanas de algunos países vecinos en los que los musulmanes son mayoría.

Los críticos dicen que la ley está sesgada contra los musulmanes y socava la constitución secular de la India. El partido gobernante, Bharatiya Janata, ha negado que tenga algún sesgo contra los más de 180 millones de musulmanes de la India.

Testigos de Reuters vieron a una multitud con palos, tuberías y piedras caminando por las calles en partes del noreste de Delhi el martes, en medio de incendios, saqueos y lanzamiento de piedras. Nubes de humo negro salían de un mercado de neumáticos que había sido incendiado en la zona, mientras los camiones de bomberos se apresuraban a controlar el fuego.

Se podían oír disparos en la zona y muchos de los heridos habían sufrido heridas de bala, dijeron representantes del hospital.

Sin embargo, de momento no se ha informado de enfrentamientos el miércoles.