Estados Unidos expresó este viernes su preocupación “por el arresto del destacado empresario y editor Jimmy Lai y otros dos defensores de las libertades civiles y la democracia en Hong Kong”.

El Departamento de Estado dijo en un despacho que “espera que las autoridades de Hong Kong no utilicen la aplicación de la ley de manera selectiva para fines políticos”.

Junto al conocido editor resultaron aprehendidos también los activistas políticos Lee Cheuk-yan y Yeung Sum.

Lai, dueño del Apple Daily News, fue acusado de participar en «encuentros ilegales» que buscaban afectar al gobierno desde el pasado 31 de agosto y “se le endilgan cargos de intimidación contra un periodista en 2017”, informa France 24.

Los arrestos del viernes han levantado las voces de protesta entre el movimiento que reclama distancia e independencia de Beijing, China.

En un tuit la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, declaró: “Instamos a las autoridades de Hong Kong a preservar el estado de derecho y manejar los casos de manera justa y transparente”.

La nota de prensa pide a la región asiática “que preserve el estado de derecho y los derechos universales del pueblo de Hong Kong a la libertad de reunión pacífica y la libertad de expresión”.

Amnistía Internacional dijo que los arrestos son «un intento descarado para acosar y silenciar el movimiento (de protesta) en Hong Kong» y reclamó una investigación independiente.