----------------------------------------------------------------------------------------------------

Imagen: Photohobbiest – Shutterstock.

Un estudio descubre que los ‘bichos bola’ tienen la capacidad de eliminar los metales pesados del suelo y proteger las aguas subterráneas.

Los “Rollie pollies” o bichos bola son pequeños animalitos que se esconden en el jardín y se convierten en una bola cuando sienten el peligro. No se sabe mucho sobre estas pequeñas criaturas, pero una cosa es segura: no son una amenaza para ti e incluso pueden tener un gran impacto en el medio ambiente.

De hecho, los “rollie pollies” no son ni siquiera bichos, sino crustáceos, lo que los hace más parecidos a los cangrejos que a los bichos. Después de años de evolución, se han acostumbrado a vivir en la tierra, y sobre todo en zonas húmedas ya que obtienen sus nutrientes directamente del suelo.

Si estás pensando en deshacerte de los bichos bola de tu jardín, piénsalo dos veces ya que te están haciendo un gran favor al estar allí. Primero, se alimentan de los restos de las plantas y segundo, también consumen metales, los extraen de la tierra y la dejan limpia. Consumen mucho plomo, cadmio, arsénico, cobre y zinc y esto los hace altamente resistentes a ambientes y condiciones severas.

Su contribución más importante a tu jardín es dejar el suelo limpio y saludable. Por lo tanto, para mantenerlos cerca de ti y de tu huerto o jardín, debes crear un espacio acogedor para ellos. Puedes hacerlo añadiendo materia orgánica a tu suelo, ya que esto los mantendrá ocupados y concentrados en proteger tu jardín de los elementos dañinos.

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios